Seguridad con las estanterías de los Centros de Distribución

By: Guido Secco
Nov.28, 2018
0

por: Richard Zamora Yansi – Ejecutivo sénior en Logística, Operaciones y docente universitario.

En las primeras semanas de Noviembre, se compartió por las redes sociales, un vídeo de un Almacén en México, en donde se registró el colapso de más de 50 cuerpos de estanterías selectivas; presentando un desplome en “efecto dominó”, generando la pérdida de sus productos almacenados, y registrando a su personal con daños severos.

En este sentido, las estanterías están constantemente sometidas a las maniobras de carga y descarga realizadas con los equipos de manipuleo (Entre Montacargas, Order Picker, Transpaletas Eléctricas, entre otros). Estas maniobras provocan deterioros en los elementos críticos haciendo que la estantería vea reducidas su nivel de resistencia, para lo cual fueron diseñadas.

En base a mi experiencia:

A medidos del 2004, en uno de mis almacenes, registré la caída de un cuerpo de estantería, con una altura de 6 niveles; dando como resultado de esto: Se afectó 6 ubicaciones, que incluía los productos. Tuvimos la fortuna que el Operador salió ileso (Quién se mantuvo dentro de la rejilla del montacargas). En base a esto, se realizó varias reuniones de investigación, con el objetivo de poder identificar la causa raíz del accidente, y así, mismo, tomar medidas preventivas de cara al futuro. Les comparto las lecciones aprendidas.

A la par, se inició un debate de ideas con varios colegas logísticos; las cuales paso a compartir, citando a los autores de cada aporte.

El diseño y mantenimiento de las estanterías:

• Respete siempre el diseño original de los racks, los cuales deben ser cuerpos “sueltos”, no forzar su unión con más fierro soldado en las partes superiores. Con esto, se rompe el diseño. Todo cambio, debe ser consultado con su proveedor calificado.

• Sostener un mantenimiento frecuente: Revisando pernos al piso y diagonales – zonas más expuestas a ser dañadas – que a simple vista, puede pasar inadvertidas. En tal sentido, se recomienda, una inspección minuciosa y plan de acción, para realizar cambios de autopartes, bloqueando y descargando las ubicaciones con alto riesgo de colapso.

• Colocar protectores en los puntales de las estanterías y así, amortiguar el golpe que puedan registrarse por los equipos de manipuleo.

• Al elegir a los proveedor que nos proporcionen y realicen el montaje de estanterías; debemos de solicitar que nos asegure un sistema diseñado para un cuerpo de estantería, colapse “hacia abajo”, sin crear el efecto de domino.

• Un fierro doblado, es fierro vencido, no intentes “enderezarlo”; por ende, debemos de evitar reutilizar autopartes vencidas; y menos aún, tratar de reforzarlas con soldadura.

• “…Las estanterías no se compran, por el contrario, se arman proyectos de almacenamiento donde se considera el peso de la mercadería estática y las fuerzas dinámicas al momento de depositar y retirar la mercancía…”. Aporte de Frank Zegarra.

• “…Los Racks deben ser diseñados según la norma técnica para diseño sismo-resistente vigente E030. Al implementar los Racks, pedir siempre una Memoria de Cálculo Estructural de los racks firmada y sellada por un ingeniero; y así, asegurarse, tanto en los planos como en la memoria de cálculo, el peso de la parihuela utilizada para diseñar las estructuras, es el mismo que van a utilizar en el almacén. Si te llega un lote de mercadería con mayor peso del diseñado en los racks, nunca colocarlo sobre las estructuras, salvo previa coordinación y aprobación del proveedor que te instaló y diseñó los racks. Si no tienes viga al piso, la recomendación es colocarlos en el suelo…”. Aporte de Luis Salazar.

La capacitación de nuevos operadores de equipos:

• Los nuevos Operadores de Montacargas, deben ser capacitados por profesionales, siendo evaluados con exámenes teórico/práctico, con el ánimo de sustentar una evaluación estricta y homologada por una empresa especializada. Quizás la necesidad de disponer con operadores, hace que con pocas horas y disponiendo de una capacitación informal, le estemos dando la llave del equipo industrial; el cual, puede ser una arma letal, tanto para el operador, como para las demás personas del almacén.

• La recertificación, cada 6 meses o anual, los operadores, nos sustentará el estado de conocimiento teórico/práctico de nuestro personal, recordando que a más tiempo que pasa un operador con su máquina, reduce su atención a los detalles al manejar y por ende, puede presentar la misma probabilidad de cometer un accidente que un novato operador.

• Los Operadores, deben pasar exámenes médicos, dentro de los cuales, se deben de considerar: una medición de vista, una medición auditiva y reflejos. El mensaje es, “…Deben ser tratados como Pilotos profesionales…”.

• “…Exámenes de alcoholemia al ingreso del turno son un filtro absolutamente necesario…”. Aporte de Frank Zegarra.

• “…Cuando se presentan accidentes como el registrado en México, queda claro cuán importante son las normas de seguridad y procedimientos rigurosos que hay que considerar al administrar un CD. La rutina y el exceso de confianza hay que temerles…”. Aporte de Miguel Racines.

• “…Siempre pregunten a su proveedor de racks por su plan de mantenimiento de su proyecto. Soliciten ficha técnica de sus estructuras. Mientras más informados y capacitados estén del buen uso de sus estructuras de almacenamiento podrán evitar accidentes…”. Aporte del Director de Ingeniería.

Mantenimiento y conducción de los equipos de manipuleo:

• El mantenimiento de equipos de manipuleo, en fundamental; el cual pueda darse con una bitácora de inicio de operaciones. Si en dicho preuso, se registra alguna falla, dicho equipo, debe quedar “bloqueado”, mientras que se comunica al equipo de Mantenimiento.

• “…Cada incidente es una lección de la cual aprender: 5W, Ishikawa, ayudan a encontrar causa raíz, pero más que ello, es que haremos para tener las alertas y/o que el sistema pare cuando sea necesario…”. Aporte de Frank Zegarra .

• “…Revisando el vídeo, se estima que el equipo se desplazaba a una velocidad de 1.6 m/s (recorrido de 5 cuerpos de racks con vigas de 2.3m en 7s); cuando el equipo, tuvo que desplazarse a no más de 1.5m/s con o sin carga. Es un tema de capacitación y certificación de operadores para este tipo de equipos…”. Aporte de William Nuñez.


LGS Montacargas Perú: las ventajas de los montacargas con batería de litio

By: Redacción LOGISTICA 360
Nov.18, 2018
0

Montacargas completamente eléctricos con batería de litio logran altos ahorros en mantenimiento y consumo de energía en comparación con equipos tradicionales o los que usan batería de plomo (batería húmeda). Sus índices de productividad están por encima de los estándares.

Los montacargas eléctricos con batería de litio constituyen la tecnología más avanzada e innovadora en el mundo de los equipos de manipuleo; sus extraordinarios ahorros en mantenimiento, en consumo de energía, así como su cuidado del medio ambiente y su elevada productividad en comparación con montacargas que funcionan con batería de plomo, GLP, gas o diésel, los han consolidado rápidamente en las preferencias de las organizaciones de todo el mundo.
La tecnología de batería de litio ha logrado una gran madurez y expansión en los países desarrollados como Estados Unidos, las naciones europeas y dentro de la región en Brasil y Colombia, en donde los índices de eficiencia son más altos gracias a su cultura tecnológica.

En países emergentes como el Perú, su difusión y comercialización ha dado inicio recientemente gracias a empresas como BYD a través de LGS Montacargas Perú como distribuidor comercial de los montacargas de la marca china, líder en el desarrollo de baterías de litio y fabricante número uno de vehículos 100% eléctricos en el mundo.

Batería de litio contra el plomo (batería húmeda)
Los montacargas eléctricos que usan batería de plomo/ácido, sufren de ciertos inconvenientes que impiden que su productividad y su tiempo de vida no sean los esperados.
Estas baterías necesitan un ciclo de carga de 8 a 10 horas para que puedan funcionar correctamente y no se desgasten rápido, por lo que al menos se debe contar con tres baterías para que el montacargas pueda trabajar sin tener muchos tiempos muertos; además, los trabajos de mantenimiento son una constante. Con eso y todo, su tiempo de vida sólo llega a 3 años en promedio. “Esto no sucede con la batería de litio-hierro fosfato”, sostiene Luis Gordillo.

Las baterías de litio tienen la capacidad de ser cargadas al 100% en 1.5 horas y operar hasta por 16 horas; adicionalmente cuentan con la ventaja de poder generar cargas parciales en intervalos (mientras el operador hace intercambios de turnos, o paraliza el montacargas para tomar su merienda o descanso etc.), con escasos trabajos de mantenimiento; de igual manera, a diferencia de la batería de plomo, su tiempo de vida llega hasta más de 6000 ciclos (12 años a más). “No hay vaporizaciones, ni peligro de explosiones, ni productos nocivos para la salud, y no se necesita un centro especial de cargas de baterías como sí lo necesitan las baterías de plomo o húmedas”, acota
el Gerente de LGS Montacargas Perú, Luis Gordillo.

Adiós a los altos costos y la contaminación
Las ventajas sobresalen aún más si se compara con los montacargas que utilizan combustibles fósiles, sobre todo en términos de consumo de energía, costo de mantenimiento y cuidado del medio ambiente.
Los montacargas con batería de litio son amigables ambientalmente, pues no son tóxicos. Asimismo, el costo de mantenimiento de los montacargas de batería de litio puede ser hasta 6 veces menos que el valor del costo de mantenimiento de los montacargas tradicionales, mientras que en cuestión de consumo de energía, puede ser 10 veces menos.
“Quiere decir que en un año y 8 meses puedes pagar el montacargas con todo lo que puedes haber gastado en combustible y mantenimientos de un montacargas convencional de GLP o diésel”, resalta Gordillo.
LGS Montacargas y BYD LGS Montacargas Perú es una empresa con aproximadamente 14 años representando marcas mundiales de montacargas, habiendo sido el representante exclusivo de TCM Corporation que luego pasó a ser parte de Unicarriers y de TEU Forklift, por ejemplo. Habituado a marcar la pauta en cuanto a innovación y servicio, ha logrado importantes éxitos al liderar las ventas en anteriores períodos.
En gran medida, esta consolidación ha sido posible por su propuesta de Taylor made: montacargas hechos a la medida y por sus servicios de capacitación.
“Hemos llegado a ser los primeros en ventas de equipos de montacargas en el Perú”, destaca Luis Gordillo.

En esta nueva etapa, LGS Montacargas Perú es el distribuidor de la marca global BYD, por lo que comercializa y distribuye los más modernos montacargas eléctricos con batería de litio. Por el momento, son varias las empresas grandes e importantes interesadas en conocer en dónde se están haciendo las primeras presentaciones. La compañía cuenta con stock en Perú para entrega inmediata.
“Ya estamos haciendo presentaciones en empresas importantes. Tenemos los equipos y estamos a la espera de que las empresas se decidan por reducir sus costos”, dice.
Gracias a esta alianza, la empresa proyecta posicionarse en un corto tiempo en la marca número uno en la venta de montacargas contrabalanceados, apiladores y tractores de tiro (remolcadores) desde una tonelada y media hasta 7 toneladas, que usen batería de litio.


De izquierda a derecha: Raúl Gordillo, Gerencia Legal – Comercial; Luis Gordillo Saavedra, Gerente General; Luis Gordillo Ocaña, Gerente Comercial.


Zapler, una historia de calidad y confianza en maquinaria

By: Redacción LOGISTICA 360
Ago.22, 2018
0

Empresa de capitales peruanos se dedica a la comercialización de montacargas, equipos de movimiento de tierra, grúas, martillos hidráulicos y otros aditamentos.

Desde que surgió en el mercado peruano hace 38 años, ZAPLER destacó por atender a sus clientes con equipos eficientes, a un precio accesible y con un servicio posventa de confianza. Su crecimiento se ha basado en la mejora constante de estos tres pilares. Por ello, en el 2008 se convirtió en el distribuidor oficial de Hangcha, la marca líder en el segmento de montacargas chinos en el mundo.
“Ante la necesidad de una marca propia de montacargas, buscamos una que siga cumpliendo con estos valores y llegamos a Hangcha”, sostiene Víctor Ayvar, gerente comercial de ZAPLER.
A partir del 2010, el crecimiento de los montacargas Hangcha en el Perú comenzó a despegar y en el 2012 empezaron a consolidarse en el primer lugar como marca china, manteniendo el liderazgo desde entonces, cuenta Víctor Ayvar. En gran medida, esto se debió a la calidad de los motores, que, sumado a su servicio de posventa y al precio, aseguraba un importante retorno a sus clientes.
“Parte importante fue traer estos equipos con el mismo motor que tenían las marcas tradicionales. Nuestro motor es muy confiable, potente y muy sencillo; junto a la posventa te garantiza un equipo muy operativo y eficiente”, acota.

Hoy, los equipos Hangcha han eliminado en el Perú el paradigma de que los montacargas de procedencia china no son de buena calidad. Por ello, la importación de equipos chinos se ha venido disparando en el mercado nacional. Incluso, anota Ayvar, existen marcas tradicionales que “traen equipos fabricados en China, porque son buenos”.
“La calidad de nuestros equipos es el mismo que las marcas tradicionales, solo que a un precio más accesible”, agrega. Gracias a ello, ZAPLER ha registrado un constante crecimiento en la venta de equipos Hangcha a empresas del sector construcción, retail, operadores logísticos, agroindustria, consumo masivo, minería e industria en general. Actualmente tiene colocado en el mercado aproximadamente 1000 equipos.
Frente a la confianza y nuevos requerimientos de sus clientes, la empresa ha lanzado al mercado peruano un nuevo montacargas 4×4 para operaciones en terrenos complicados al aire libre, como por ejemplo la agroindustria, piscicultura o minería. Actualmente hay varios equipos ya operando.

Nuevo montacargas
Este nuevo montacargas está configurado para trabajar en terrenos agrestes. Gracias a la mayor potencia de su motor, a sus amplias llantas y su tracción, el equipo se desplaza sin ningún problema por superficies fangosas, desiguales o en geografías de más de 4 mil metros de altura.
“Un montacargas convencional probablemente se hunda o se quede atascado en zonas de cultivo donde haya agua o lodo”, explica Víctor Ayvar. Gracias a la versatilidad de esta máquina, también puede trabajar en operaciones mineras. Actualmente, la empresa viene presentando el equipo a un potencial cliente del sector minero para hacerlo trabajar en su operación. “Esperamos cerrar este negocio”.

Posventa y atención al cliente
La calidad en la posventa y atención al cliente es parte importante en la cultura de ZAPLER. Por ello, constantemente buscan mejorar estos servicios destinando importantes inversiones y presentando alternativas que ayuden a la operatividad de sus clientes.
La empresa posee una sólida infraestructura de 29 750 metros cuadrados (en sus locales de Lima y Arequipa). Cuenta con un amplio stock de repuestos para todas sus marcas en sus almacenes de Lima y Arequipa. También cuentan con los más recientes y modernos aditamentos para montacargas, grúas y equipos de movimiento de tierra en general.
“Una de las ventajas de comprar a un distribuidor oficial es que tenemos mapeado la cantidad y frecuencia de stock de repuestos que se necesita para atender adecuadamente a los clientes”, resalta.
Al ser distribuidor oficial, ZAPLER tiene el respaldo técnico de las marcas que representa. “Somos el distribuidor más grande de montacargas chinos en el Perú”, señala el gerente comercial. Además de los servicios de mantenimiento preventivo y correctivo, la compañía ofrece planes de mantenimiento anual que no solo incluyen un precio diferenciado sino también atención y seguimiento personalizado 24×7 durante todo el año.
Según Ayvar, una de las principales estrategias de la compañía en cuanto a su servicio técnico es el mantenimiento preventivo. “Lo que buscamos es disminuir la frecuencia de los correctivos. Por eso hacemos todo lo necesario para que el equipo opere sin fallas”, apunta.
Otra de sus estrategias es diferenciarse por su atención no solo a los jefes de compra o gerentes de finanzas, sino además enfocarse al operador. Por ello, brindan capacitación a través de la escuela de operadores profesionales TECPRO. De esa manera, el objetivo de ZAPLER es ganar la confianza y fidelización de sus clientes con un buen servicio técnico. Como parte de ello, la organización ha puesto especial enfoque en la comunicación. A su interacción por medio de redes sociales le sumará un software de sistema de gestión de comunicación y administración técnica que viene desarrollando.
“La idea es tener canales de comunicación online horizontal con los clientes de tal manera que nos adelantemos a las necesidades, consultas y pedidos de nuestros clientes”, comenta. “Eso y la rapidez nos permiten dar un plus que tampoco existe en el mercado”, agrega Víctor Ayvar.
Sumar el alquiler Zapler actualmente se dedica exclusivamente a la venta de montacargas. No obstante, planean incluir el alquiler de estos equipos. “Tenemos un socio estratégico que se dedica a alquilar nuestra marca Hangcha, ellos ya tienen varios equipos colocados y eso nos permite atacar ambas partes”, dice.


A la altura de un almacén: ¿por qué los almacenes serán cada vez más altos?

By: Jorge Choque
Jul.31, 2018
0
En vista del incremento de edificaciones industriales, logísticas, residenciales y comerciales en los principales ejes de la ciudad de Lima, una de las inquietudes de las organizaciones empresariales que planean expandir sus áreas de almacenamiento a medida que crecen, tiene que ver con identificar los lugares donde alquilar o comprar instalaciones para sus operaciones de almacenamiento y distribución y, además, con aprovechar de manera óptima el espacio adquirido en caso sus dimensiones sean limitadas por cuestiones de oferta y precio.
Es en este contexto que ha surgido la tendencia en el Perú, fuerte en el mundo pero débil en nuestro país, de operar en almacenes y centros de distribución de gran altura. Por lo que sabemos, en el Perú hay uno que otro almacén que ha batido récor llegando a más de 18 metros de altura. Básicamente han sido almacenes autoportantes de rack selectivo, por donde por lo general operan carretillas trilaterales, las cuales pueden elevarse hasta 18 metros. Sin embargo, sabemos que con la ayuda de la automatización, se puede trabajar en almacenes que alcanzan hasta 40 metros de altura, como ya sucede en otros países de la región latinoamericana, en Estados Unidos y en Europa.
¿De qué ventajas dota a las empresas el contar con almacenes de mayor altura de lo que tradicionalmente se suele poseer? En primer lugar, le puede favorecer en el menor costo por metro cuadrado (de compra o alquiler), ya que puede adquirir menos terreno por metro cuadrado y el espacio de almacenamiento perdido, recuperarlo y hasta superarlo en altura. En segundo lugar, lo que ya se ha dicho, ganar espacio de almacenamiento por posición y niveles de carga aprovechando la altura.  Finalmente, en tercer lugar, ya que esta mayor altura viene de la mano con la automatización, las operaciones al interior del almacén se harían más eficientes y con menos personas.
“Erigir estanterías elevadas es una buena solución para optimizar la superficie de construcción, ya que se consigue una mayor capacidad en un espacio delimitado, sin perder, por ello, las ventajas del acceso directo a cualquier palet. Esta es la situación óptima en cualquier almacén”, dice la empresa Mecalux.
Sin embargo, el trabajar con almacenes y estanterías más altos de lo común supone adecuarse a este sistema. Por lo general, ganar altura en compensación por menos metro cuadrado viene acompañado del diseño de pasillos angostos. Esto, a su vez, implica la utilización de una determinada clase de montacargas cuyo diseño y configuración le permita desplazarse por espacios más estrechos y tener superior rango de elevación que otros. Por ello, los equipos trilaterales de pasillo angosto son muy requeridos para estos casos pues pueden elevar la carga hasta una altura por encima de los 17 metros. Si lo vemos solo desde el punto de vista de un pasillo estrecho, las carretillas retractiles también son sugeridas y pueden levantar la carga por encima de los 10 metros.
Por lo general, el promedio de altura superior que vemos en las estanterías en el Perú es de 13 metros, de acuerdo con la altura del almacén. Son pocas las experiencias de más de 18 metros (hay casos muy conocidos de autoportantes de hasta 22 metros de altura). Menos son las realidades en el Perú de almacenes cerca de los 40 metros, en donde ya es necesario utilizar equipos transelevadores, lo que nos introduce de lleno en la automatización. No obstante, para algunos especialistas el futuro que le depara al Perú es la utilización de transelevadores de paletas, “que ofrecen la ventaja de que podemos llegar a trabajar en alturas de 40 metros, en lugar de 9 o 13 metros actuales… “, dice Jesús Majem, profesor de la Semana Internacional de ESAN.
Cabe precisar que se puede dar una división de los almacenes: las de clase A y las de clase B. Entre sus diferencias en términos de altura, los clásicos almacenes (clase A) tienen una altura promedio de 8 metros, mientras que los nuevos almacenes (clase B) son de 11 metros hasta 15 metros de altura. No obstante, como ya hemos revisado, existen ya almacenes en el Perú que superan los 18 metros. Y la tendencia es que las empresas decidan implementar almacenes cada vez más altos para ahorrar y optimizar espacio, y para seguir el sendero de la automatización.

 


Las ruedas del almacén, ¿A dónde apuntan?

By: Redacción LOGISTICA 360
Jul.17, 2018
0

El mercado de montacargas en el Perú presenta una tendencia creciente hacia el alquiler y la preferencia de  equipos eléctricos; no obstante, los equipos a combustión interna siguen liderando la demanda.

En los trabajos de almacenamiento, uno de los recursos de mayor valor son los equipos de manipuleo de carga, los cuales pueden trabajar en ambientes cerrados o a la intemperie.
Los montacargas, apiladores y transpaletas son los encargados de movilizar la mercancía para cumplir con tareas de almacenamiento, preparación de pedidos, despachos o envíos a planta de producción.
El mercado de montacargas pasa por algunos cambios en la demanda y en sus modos de adquisición. El 2015 la demanda en el mercado de montacargas se dividía en 34% para los equipos eléctricos y 66% para los equipos a combustión interna, mientras que el 2017 los equipos eléctricos subieron a un 44% y los a combustión interna bajaron su demanda a un 56%.
“Es claro que los equipos a combustión siguen liderando la preferencia de las empresas, pero el tipo de operación en la maximización de espacios ha minimizado la brecha de hace tan solo 2 años. En Europa la ecuación está compuesta por un 70% eléctrico contra un 30% a combustión”, indica Cristhian Cueva, SubGerente Negocio de Material Handling de Mitsui Automotriz.
Cueva señala que esta tendencia creciente de los montacargas eléctricos seguirá hasta igualar la ecuación mundial de 70% para eléctricos y 30% a combustión interna. A ello ayudará la demanda proveniente de rubros no tradicionales como el retail, cadena de farmacia y tiendas por conveniencia, “que requerirán mayores posiciones a menor costo en su cadena de distribución”. “Es ahí que los montacargas eléctricos de pasillo angosto son muy requeridos.
Es una tendencia que no parará hasta igualar la ecuación mundial”, apunta.
De los montacargas a combustión, los contrabalanceados de combustión a GLP es el modelo más pedido actualmente, con una demanda del mercado del 40%. En tanto, los apiladores y transpaletas suman 32% de demanda, dice Cristhian Cueva.
De acuerdo con Víctor Ayvar, gerente comercial de Zapler, hace cinco años el mercado se dividía en un 30% para eléctricos y 70% para combustión interna; sin embargo, esa distancia se ha acortado a un 40%-60%. “Esa es la tendencia mundial en realidad, el crecimiento de los equipos eléctricos”, anota. “Al interior del país hay una mayor demanda de equipos a combustión interna”, agrega.
Juliana García, Managing Director de Agencia Alemana (una compañía Jungheinrich), indica que la demanda de equipos eléctricos en el 2017 ya superó a los de combustión interna al subir al 63% (contra el 37% de equipos a combustión). “A finales del 2014 la proporción bordeaba el 40%-60% a favor de los equipos a combustión. Eso muestra que Perú tiene una tendencia creciente hacia el uso de equipos eléctricos”, comenta Juliana García.
Asimismo, menciona que otra tendencia importante está en la automatización de los procesos, por lo que el uso de equipos trilaterales de pasillo angosto es una elección fuertemente evaluada por las empresas debido a los altos costos de los terrenos, que obligan a construir almacenes cada vez más altos. “Actualmente se ofrecen estos equipos hasta 18 metros de altura”, añade.

Crecimiento
El 2017, el mercado de montacargas (incluido apiladores y transpaletas) movió un aproximado de 32 millones 200 mil dólares en valor FOB. A abril de este año, el valor está en 13 millones 153 mil 570 dólares. Asimismo, a abril de este año hay 667 unidades nacionalizadas, mientras que el mismo periodo del 2017 hubo 419 equipos nacionalizados. “Estos primeros meses del 2018, el incremento mayor está en montacargas con 340 unidades”, detalla.
Juliana García asegura que, según los reportes que se manejan sobre la producción de equipos eléctricos y de combustión de todas las marcas que ingresan al Perú, ha habido un incremento de 31% en el periodo de enero-abril del 2018 comparado con mismo lapso del 2017, “pasando de 400 unidades a 527 unidades”, agrega.

Compra/alquiler
De acuerdo con Ayvar, los usuarios en el mercado peruano comienzan a virar hacia el alquiler de equipos debido a la situación económica por la que estuvo atravesando el país. La tendencia es que las empresas prefieren no hacerse de un activo, por lo que a diferencia de hace 4 años el mercado ha empezado a optar más por el alquiler.
Sostiene que los rubros que están empujando el alquiler en grandes cantidades son los retailers y los operadores logísticos; mientras, en lo que respecta a la compra directa, las empresas que dinamizan el mercado son aquellas cuyo modelo de negocio es el alquiler de los equipos. “Por lo general son contratistas relacionados a la minería o a la agroindustria, así como operadores logísticos y la propia agroindustria”.
Juliana García, de Jungheinrich, indica que las empresas no quieren contar con activos propios y tampoco hacerse cargo del mantenimiento de los equipos para dedicarse por completo a su negocio principal, por tal razón, “el modelo de alquiler está siendo más utilizado por las compañías”, anota. Asimismo, señala que los clientes están buscando aliados estratégicos con las empresas fabricantes de maquinaria y en menor medida a los dealers. “Los niveles de calidad del servicio posventa de los fabricantes son mucho más exigentes que los propios dealers, aumentando la seguridad y continuidad en la operación”, dice.
Con respecto a la procedencia de los equipos, el ejecutivo de Zapler asegura que los equipos chinos, desde el segundo semestre del 2015, registran un crecimiento importante en su demanda, debido a que han demostrado que tienen la misma calidad que las marcas tradicionales. “Las importaciones de equipos fabricados en China se han disparado. Incluso marcas tradicionales traen estos equipos porque saben que también son buenos”, apunta.
De otro lado, el representante de Mitsui Automotriz menciona que la compra de montacargas ha pasado de ser una compra de bien general a ser una compra especializada por la complejidad que tienen en el diseño y dimensionamiento los expertos en almacenamiento, “por lo que la necesidad de un proveedor especializado también ha variado, a tal sentido que se demanda no solo un asesoramiento en la preventa si no un asesoramiento constante en la operación”, dice. “En tal sentido, tecnologías como la telemetría, control de equipos de picking de manera remota, la eliminación de baterías de plomo y la integración de baterías de Litio, son las nuevas tecnologías que están en demanda y que el mercado las está valorando cada vez más”, agrega.
Al respecto, Juliana García también asegura que la tendencia internacional es la utilización de baterías de litio en los equipos eléctricos, ya que reducen el consumo de energía comparadas con las baterías de plomo ácido, hasta en un 20%. “Además, los tiempos de carga son extremadamente cortos y con una sola batería de iones de litio el equipo puede trabajar los 3 turnos de trabajo con recargas intermitentes, garantizando una mayor disponibilidad del equipo, lo cual permite trabajar de manera segura y amigable con el medio ambiente ya que estas baterías son libres de mantenimiento”, explica.

Rubros dinamizantes
Los rubros que dinamizan el mercado de montacargas son el retail, los operadores logísticos, los agroindustriales, la industria farmacéutica y el consumo masivo. De acuerdo con Cueva, Perú es un mercado en desarrollo que, frente a sus países vecinos, se encuentra en el quinto lugar por volumen de ventas en unidades, siendo las de mayores demandas en la región los mercados de Brasil, Argentina, Chile y Colombia.
Igual opinión tiene Víctor Ayvar, quien dice que “Brasil y Argentina son grandes mercados de montacargas”.