Perú promueve infraestructura terrestre en regiones para conectarlas con puertos y mercado asiático