Planeación y control de la producción en tiempo real

By: Guido Secco
Set.10, 2019
0

Muchos fabricantes de procesos, como los que fabrican pinturas, cosméticos, recubrimientos, alimentos y bebidas y productos farmacéuticos, se enfrentan a una creciente demanda de sus clientes por lotes pequeños y personalizados. La planeación y control de la producción se complica cuando la demanda exige entregas más rápidas y, a menudo, solo se dispone de horas o días para completar cada pedido.

Esta realidad contrasta con las operaciones anteriores, en las que se generaban grandes volúmenes de artículos estándar con ciclos de producción medidos en semanas o meses.

El cambio está siendo impulsado por las nuevas expectativas de los consumidores que exigen productos que se adapten a sus necesidades específicas, a menudo pedidos por Internet y entregados «de la noche a la mañana» por empresas de paquetería que suman sus esfuerzos en la última milla a una planeación y control de la producción Lean, que empieza por asegurar inventarios «ajustados» en toda la cadena de suministro.

Planeación y control de la producción: la necesidad de trabajar en tiempo real

Ya no es posible planificar y programar la producción utilizando métodos estándar, basados ​​en pronósticos de ventas mensuales y planes de fabricación. En cambio, los gerentes se ven obligados a usar métodos de planeación y control de la producción en tiempo real, la única forma de hacer frente a problemas como los relacionados con:

  • Caídas de suministro eléctrico.
  • Bajas por enfermedad de empleados críticos.
  • Averías en el camión con una entrega de materiales.

Los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP) heredados y métodos de planificación de necesidades de materiales, utilizados en combinación con tablas de planificación y hojas de cálculo, ya no pueden cumplir con el seguimiento, la planificación y la programación necesarias en tiempo real del entorno impulsado por la demanda.

La solución está en el uso de métodos de inteligencia artificial, aunque pueden plantearse algunos problemas en la transición a este nuevo sistema.

Problemas con la transición a un sistema de fabricación en tiempo real

La automatización del seguimiento, la planificación y la programación de las operaciones de fabricación en tiempo real tiene muchos beneficios operativos, entre los que destacan los siguientes:

  • Más visibilidad del estado de producción, inventario y pedidos de los clientes.
  • Prevención de errores operacionales.
  • Eliminación de costes innecesarios de mano de obra.
  • Minimización de retrasos en el envío de pedidos a clientes.
  • Habilitación de un modelo de gestión Lean del inventario.
  • Recopilación automática de datos de trazabilidad de materiales.
  • Aumento de las ventas al ofrecer una entrega confiable de productos personalizados, en mayor o menor medida, en plazos de entrega cortos.

Sin embargo, muchas organizaciones se encuentran con barreras que les impiden disfrutar de este nuevo enfoque de planeación y control de la producción en tiempo real. Algunas de las razones más frecuentes son:

  • Dificultades relacionadas con la adopción de la tecnología.
  • Presupuesto limitado.
  • Problemas de integración con los sistemas heredados.
  • Resistencia de los trabajadores, que tienen que incorporar herramientas tecnológicas (como escáneres) a sus rutinas.

A pesar de que las presiones del mercado para conseguir tiempos de entrega cada vez más cortos no siempre las empresas dan el paso de incrustar IA en su sistema. Y, en el momento en que no se integra sus reglas y algoritmos, se aleja la posibilidad de aumentar la inteligencia del sistema. Queda más lejos una planeación y control de la producción en tiempo real y se vuelve impensable el poder analizar grandes volúmenes de datos en segundos o tomar decisiones de rutina sin la necesidad de intervención humana.

Fuente: Retos en Supply Chain


Canal de YouTube