Mantenimiento Preventivo Vs Correctivo

By: Guido Secco
Set.19, 2019
0

Por: un Consultor Especializado (lp), equipo DATADEC

El mantenimiento es una tarea imprescindible para correcto funcionamiento de cualquier negocio, especialmente de aquel que depende de equipamiento o maquinaria. Nunca debemos descuidarlo, pues a largo plazo puede hacernos ahorrar mucho dinero. Hay varias formas en las que podemos afrontarlo, siendo las más usuales por su sencillez: el mantenimiento preventivo y el correctivo.

Diferencias entre mantenimiento preventivo y correctivo

El mantenimiento preventivo es aquel que se enfoca en garantizar el buen estado del equipo a partir de un plan de trabajo que evite que se produzcan averías. Son tareas como el cambio de aceite de una máquina, la limpieza adecuada o las inspecciones de la instalación. Según los expertos, este es el mantenimiento más eficiente para garantizar el buen estado de los equipos con el menor coste. Se realiza de forma rutinaria, con el fin de alargar todo lo posible la vida útil de las máquinas. El objetivo es reducir o evitar que se produzcan averías importantes, las cuales son costosas y dejan la máquina fuera de uso durante un tiempo no planificado, afectando al rendimiento de otros activos afectados por el flujo del proceso de trabajo.

En cuanto al mantenimiento correctivo, en este caso la tarea está destinada a resolver un fallo o avería que ya se ha producido en el equipo. Consiste en reparar la máquina a su condición operativa inicial. Este tipo de mantenimiento es el más común en las empresas, normalmente debido a que se ha descuidado el preventivo, o porque no se puede asegurar al 100% la eficacia de este. Cuando las inspecciones y controles rutinarios no han logrado prever las posibles averías, comienzan a aparecer los problemas mecánicos.

Los costos reales de un mantenimiento correctivo y preventivo

Como se ha comentado anteriormente, el mantenimiento correctivo nos suele suponer un mayor costo porque, a diferencia del mantenimiento correctivo, suelen:

  • Ser reparaciones más costosas, ya que la causa que la produce suele inducir otros daños colaterales que no se hubieran sufrido con un mantenimiento preventivo eficaz.
  • Se crea una subactividad no deseada como consecuencia de la paralización no planificada del activo averiado y de todos los relacionados.

Cada uno de los dos tipos mantenimientos conlleva unos costes que debemos considerar. Estos van a variar según el tipo de activo y de su importancia dentro del sistema productivo.

Algunos costos asociados al mantenimiento preventivo

  • Sueldo del personal encargado de la limpieza y reemplazo de los recambios consumibles.
  • Gastos en recambios consumibles para el funcionamiento de la máquina (aceite, correas, rodamientos o pasta térmica, entre otros).
  • Etc…

Algunos costes asociados al mantenimiento correctivo:

  • Los honorarios de los mecánicos o técnicos por los desplazamientos y mano de obra.
  • Gastos en las piezas estropeadas a reemplazar.
  • Gastos que supone parar la producción durante el tiempo que la máquina esté fuera de servicio o en reparación.
  • Etc…

Las ventajas de un mantenimiento preventivo las podemos resumir en las siguientes:

  • Evita las averías más graves y costosas. Hace que la máquina esté más tiempo funcionando y produciendo.
  • Alarga la vida útil del equipo cuando se lleva a cabo de forma periódica.
  • Mejora las condiciones de seguridad y el uso para los trabajadores.
  • Mejora la calidad de la producción. 

Requerimientos críticos de un sistema de gestión de mantenimiento preventivo y correctivo

Las empresas pueden ayudarse de un software ERP que incluya una herramienta de gestión del mantenimiento. El software ideal para agilizar los procesos debería incorporar las siguientes funciones:

  • Gestión del ciclo de vida de los activos en la empresa: saber en qué punto de su ciclo de vida se encuentra el activo y el valor que está proporcionando al negocio.
  • Gestión de las órdenes de trabajo al personal de mantenimiento: generadas de forma manual o automatizada.
  • Gestión del inventario: para controlar todo lo referente a las piezas de repuesto y otros equipos utilizados para mantenimiento (métricas de stock, listas de material o comunicación con los fabricantes).
  • Gestión del mantenimiento: función para administrar todas las tareas de mantenimiento de los activos. Ayuda a que los usuarios cumplan las normas y al seguimiento de la garantía de los productos.
  • Mantenimiento de vehículos: permite programar las tareas de reparación en la flota de vehículos y llevar un registro. Facilita el seguimiento y la gestión de los vehículos.
  • Mantenimiento, reparación y suministro operativo: para administrar el abastecimiento de suministros y repuestos necesarios para la producción.
  • Gestión de instalaciones: monitorea el estado de los edificios o espacios y gestiona sus reparaciones.
  • Integración: significa que el software sea capaz de comunicarse con otras fuentes de información (sitios web, ERP, portales de recursos humanos) y que tenga usabilidad móvil.
  • Reportes: generación de informes para ayudar a la toma de decisiones.

Un correcto mantenimiento preventivo permite ahorrar dinero en averías y en la mejora del índice de subactividad consecuencia de paros no planificados por averías. Es la mejor estrategia que puede seguir la empresa, con resultados notables si se apoya por un software de gestión del mantenimiento.


Canal de YouTube