Departamento de Logística: una responsabilidad, varias combinaciones

By: Guido Secco
Oct.29, 2018
0

El Departamento de Logística de una compañía puede contribuir a impulsarla hacia el éxito o a participar activamente en el fracaso de sus operaciones. 

 

La importancia de la elección de una buena estrategia de gestión de stocks

Una mala decisión en este área puede tener graves consecuencias. Cuando el inventario no está bien gestionado, los efectos negativos de una estrategia poco acertada se empiezan a notar en:

  • Aumento de la generación de desechos

  • Obstaculización del flujo de caja

  • Aparición de ineficiencias

  • Incremento de los costes

  • Desperdicio de mano de obra

  • Disminución del nivel de servicio

  • Insatisfacción de los clientes

  • Disminución de las ventas

Para evitar estas consecuencias, los profesionales del Departamento de Logística tienen que conocer el mercado, ganar en visibilidad sobre los propios procesos y combinar distintas estrategias de gestión de stocks, las que mejor se adaptan a las necesidades del negocio, y de sus clientes.

La clave del éxito está en el Departamento de Logística

Generalmente no existe un único método que pueda aplicarse para garantizar que las operaciones impulsarán su rendimiento. El Departamento de Logísticatiene la responsabilidad de hallar la combinación de técnicas que resultarán en una estrategia de éxito.

Los profesionales de este área, sobre todo si se han formado en una escuela de negocios de prestigio cursando algún tipo de formación especializada, saben que deben buscar:

  1. Un sistema que les permita llevar a cabo una gestión de stocks confiable, en base a datos de calidad, actualizados e integrados

  2. Una estrategia que les garantice la reducción de costes, pero a la vez el impulso a la eficiencia

  3. Una forma de eliminar el desperdicio y lograr que las operaciones sean más Lean

Para ello, pueden recurrir a la combinación de distintas tácticas, como:

  • Análisis ABC: esta técnica se basa en el principio de Pareto (también conocido como la regla 80-20, que indica que el 80% del valor total del consumo se basa en sólo el 20% del total de artículos). Así, el inventario queda dividido en tres categorías: A, B y C, en función del consumo, el valor y los costes asociados a los diferentes productos en stock. Cada grupo de bienes se puede gestionar por separado, logrando economizar el esfuerzo de administración y ganar en precisión.

  • Just in time: el método justo a tiempo pone el foco en la reducción del inventario. La atención se centra en disminuir el volumen de stock en almacén, para lo cual es preciso que el inventario retrase su llegada a algunos días antes de que sea necesario para la distribución o la venta. El abastecimiento se produce justo a tiempo para el uso, con lo que se ahorran los costos de mantenimiento y se elimina el riesgo de obsolescencia y acumular mercancía a la que no se puede dar salida.

  • Cross-docking: es una práctica donde el Departamento de Logística debe coordinar la descarga de materiales directamente en camiones, remolques o carriles de salida. No se da el almacenamiento, sino que se pasa directamente a la distribución. No obstante, es posible que necesite áreas donde los elementos entrantes se ordenen y almacenen hasta que el envío de salida esté completo y listo para enviar.

  • Dropshipping: en este caso, los pedidos son enviados a los clientes directamente por parte del fabricante o mayorista. Con esta estrategia, el Departamento de Logística evita mantener bienes en stock, ahorrándose los costes de inventario y beneficiándose de un ciclo de flujo de efectivo positivo.

No son las únicas estrategias a aplicar, ni están asociadas solamente a ventajas. Cada opción cuenta con sus propios inconvenientes que los profesionales del Departamento de Logística tendrán que valorar antes de tomar una decisión. ¿Qué métodos se emplean para gestionar el inventario en tu empresa? ¿Combinas diferentes técnicas de gestión de stocks?

 

Fuente: OBS Business School


Capacitación en logística: una decisión vital para las organizaciones

By: Guido Secco
Ago.23, 2018
0

por Pablo Sosa (director MT Consultoría en Operaciones, www.mtservicios.net)

 

La capacitación busca un desarrollo de competencias que promueva un cambio, que debe ser definido y acompañado por los más altos cargos de la empresa.

La importancia de la capacitación en logística en las organizaciones radica en la relevancia que ha cobrado esta disciplina en las empresas, debido principalmente a 2 factores:

  • los costos asociados a la logística y

  • el peso de la logística en el servicio al cliente.

Por el lado de los costos, el aumento en la variedad de productos ofrecidos por las empresas, sumado al aumento de los costos de transporte, las distancias y el costo financiero elevado (para el mantenimiento de stocks), lleva a que los costes logísticos aumenten su protagonismo en la cuenta de resultados.

En lo que respecta al servicio al cliente, la rapidez en la entrega, la disponibilidad de producto y la flexibilidad, son características demandadas por los clientes (empresas, canales de venta y consumidores finales), cuya responsabilidad recae sobre los procesos logísticos.

Estos factores son los que impulsan la imperiosa necesidad de potenciar la gestión logística del negocio, y para ello se deben desarrollar nuevas competencias en los RRHH del sector.

Las ventajas de impulsar este tipo de iniciativas a nivel corporativo, están asociadas con la cobertura de las necesidades expresadas. Las empresas que potencien la capacitación en logística, encontrarán beneficios concretos de costos y mejora en el servicio al cliente. Adicionalmente, promoverá en la organización una visión de cadena de valor que integrará el funcionamiento de las áreas, ya que la logística atraviesa el negocio transversalmente, desde el aprovisionamiento de materias primas y componentes, y su almacenamiento, hasta la distribución del producto terminado.

Además del impacto mencionado en los resultados de la operación, en el día a día provocará un cambio de funcionamiento entre las áreas de la empresa. El área de logística pasará a tener mayor peso específico dentro de la organización, deberá participar en casi todas las reuniones en que se tomen decisiones operativas y estratégicas, y en muchas de ellas será la encargada de liderar dichas decisiones.

Claramente la tendencia es creciente, y cada vez son más las compañías que detectan esta necesidad. Naturalmente las grandes empresas son las que lideran este movimiento.

Desde mi punto de vista, lo que se debería mejorar es el acompañamiento de la capacitación en logística con modificaciones en la estructura organizacional, que permita aplicar la nueva visión, modelos operacionales y conceptos que los miembros de la organización vayan adquiriendo con la capacitación.

Dicho de otro modo, la capacitación busca un desarrollo de competencias que promueva un cambio. A este cambio nos referimos, y enfatizamos, que el mismo debe ser definido y acompañado por los más altos cargos de la empresa.


¿Qué quiere decir que el nuevo cliente es Omnichannel?

By: Guido Secco
Jul.04, 2018
0

POR CATHERINE MANSEN ARRIETA – CREADORA DE CONTENIDOS Y ASESORA EN CADENAS DE SUMINISTRO

 

 

Hoy en día las empresas se enfrentan a un nuevo reto, el cliente omnichannel. Este cliente busca interactuar y relacionarse con la empresa a cualquier hora y cualquier día a través de distintos canales. Es más, el 50% de los clientes conocen y se relacionan con una empresa a través de diferentes canales como puede ser la página web, las redes sociales, el móvil o Internet en general.

Pero, a qué se están enfrentando las empresas con esta nueva característica del cliente. Se pueden encontrar con numerosos desafíos pero algunos que podrían destacarse son:

• Fusión de todos los canales con los que el cliente se puede dirigir a la empresa, por ello debe adoptarse una estrategia común que englobe a todos para que estén integrados y sigan las mismas concordancias.

• La información que los clientes omnichannel demandan, la quieren ya, así que las empresas deben estar preparadas para ofrecer esta información las 24 horas al día, durante los 365 días del año en cualquier canal.

• Uno de los retos más importantes a los que las empresas deben hacer frente es el control de stock, ya que más de la mitad de las ventas no se realizan porque no hay stock del producto que el cliente quiere adquirir. Un manejo de los stocks más precisos ayudaría a que la compra realmente se efectúe.

• Analizar la información del entorno y de sus clientes continuamente será otro de los desafíos a los que el cliente omnichannel retará a las empresas. Las herramientas de business intelligence ayudarán a las organizaciones con el procesamiento y análisis de la información para intentar agradar al consumidor.

Pero a pesar de que esta nueva figura ha llegado para quedarse, y lleva ya un tiempo haciendo su aparición en la relación cliente-empresa, parece ser que las organizaciones aún no son del todo conscientes de esta gran transformación.

La digitalización de las empresas para hacer frente al cliente omnichannel

En la era de la digitalización, y más cuando existe un híbrido entre lo digital y lo físico, se hace necesario adoptar estrategias que consigan satisfacer las necesidades del cliente omnichannel. A pesar de esto, las empresas españolas no están adaptando sus productos a estos nuevos consumidores y corren el riesgo de quedarse atrás.

Es más, las organizaciones no están llevando a cabo cambios en sus estrategias y sus objetivos a no ser que se vean obligadas por las exigencias del cliente omnichannel.

La fidelización del cliente omnichannel pasa por la digitalización global de la organización, tanto en aspectos comerciales, como logísticos, pasando por productivos o de atención al cliente. Aunque esto requiere su tiempo y su adaptación, hay tres puntos que no se pueden pasar por alto en la digitalización de una organización:

• Conocer la capacidad interna que tiene la empresa para hacer frente a esta transformación. Hay que buscar aquellos aspectos que se pueden mejorar para dirigirse al cliente de manera eficaz.

• Dominar y relacionarse a la perfección con los recursos que permiten mejorar la eficiencia de la empresa a un coste muy reducido como pueden ser, la nube, cuadros de mando de análitica avanzada, etc.

• Conocer en qué redes sociales estar presente para estar a la disposición del cliente omnichannel las 24 horas del día. Da igual si el público objetivo son clientes jóvenes, adultos o incluso a otras empresas, hay redes sociales para cada uno de ellos y si no tienen acceso a la información que quieren de manera inmediata se dirigirán a otra empresa que sí que se la ofrezca.