Madurez del ‘Supply Chain’: ¿Dónde está su empresa? ¿Adónde puede llegar?

By: Guido Secco
Dic.27, 2018
0

Si hubiera un Olimpo del Supply Chain, ¿cuáles son las empresas con los méritos para habitarlo? De acuerdo al último reporte de Gartner, Apple, Procter and Gamble y Amazon son el trío con las cadenas de suministro de mejor desempeño a nivel mundial en la última década. Apple, de hecho, viene a ser el equivalente a Zeus, ocupando la primera posición desde el 2012 hasta el 2017. La pregunta es: ¿Qué hacen estas empresas para conseguir que sus “supply chain” funcionen tan bien? Y sobre todo, ¿qué podemos aprender de ellas? Para tener una idea de cómo opera la élite mundial, podemos servirnos del concepto de “Madurez de la cadena de suministro”, que ilustra varios niveles sucesivos de desempeño que los líderes han llegado a dominar desde abajo.

Como un recordatorio útil, cadena de suministro (“supply chain”) son todas las actividades organizadas relativas a la planificación, abastecimiento, manufactura y distribución de los bienes de una empresa. La cadena logística de una empresa se conecta hacia atrás con las de sus proveedores y hacia adelante con las de sus clientes. La solidez y desarrollo de lo que se hace puertas adentro y la profundidad de la integración con otras empresas son las claves para alcanzar las mejores posiciones.

A continuación, veamos cómo funciona una empresa en cada uno de estos niveles de Madurez, de mayor a menor. Tenga presente que un nivel superior siempre se ha construido dominando el inferior. Mientras lee, trate de pensar en cuál de ellos ubicaría a su empresa.

Nivel 4

La empresa ha integrado la cadena interna de procesos con los de sus proveedores y clientes, en una plataforma colaborativa. Los sistemas informáticos de la empresa “hablan” fluidamente con los sistemas de los proveedores y clientes. Los pronósticos de demanda se elaboran a detalle, considerando los requerimientos o planificaciones de cada cliente individual. De otra parte, los proveedores críticos tienen acceso a los datos de inventario y producción y a la planificación operativa de la empresa. Se hace uso extensivo de herramientas analíticas avanzadas e indicadores de desempeño global para identificar las soluciones óptimas ante la cambiante realidad del mercado. Se materializa la capacidad de toda la cadena de responder rápida y coordinadamente (en modo “pull”) ante las primeras señales y tendencias de la demanda. Los indicadores de gestión no sólo se enfocan en lo interno, sino que se aplican también a medir el desempeño de los socios de negocio y la efectividad de las estrategias implementadas. Se conoce la rentabilidad de cada cliente y producto del portafolio, lo que permite revisar continuamente las prioridades.

Nivel 3

Dentro de la empresa, la mentalidad de trabajar dentro de silos departamentales ha sido superada por un enfoque dinámico en procesos interfuncionales horizontales. Procesos como Adquisiciones, Planificación de la DemandaPlanificación Operacional y de Distribución están conformados por representantes de las funciones pertinentes, y cuentan con un dueño con la autoridad necesaria para conseguir sus objetivos mediante la gestión de las prioridades y la coordinación del trabajo funcional. El proceso de Planificación Operacional y de Distribución, por ejemplo, lo conforman personal de las áreas de ventas, mercadeo, operaciones y logística. La cooperación y el trabajo en equipo es la moneda corriente dentro de la empresa. Indicadores de gestión de amplio alcance, permanentemente actualizados y monitoreados, facilitan mantener una cultura colaborativa de alto desempeño.

Nivel 2

Se ha conseguido estabilizar los procesos de la cadena de suministro con métodos flexibles que permiten una acción ordenada ante las distintas formas de los pedidos de los clientes. Se ha asegurado la capacidad de entregar las órdenes en las condiciones comprometidas, trabajando de la mano con proveedores estratégicos (los de materias primas, las empresas logísticas y otros). Para que las promesas al cliente se cumplan, se actúa conociendo las capacidades operativas de la cadena de suministro. Se aplica regularmente un proceso interfuncional de planificación de la demanda, soportado en métodos estadísticos e información de los clientes para robustecer las proyecciones a nivel de ítems vendidos. Sus resultados son la base para la planificación de los procesos de aprovisionamiento y manufactura, la cual se llega a hacer a nivel de ítems individuales y considerando las restricciones de los recursos. Los sistemas de información se configuran de acuerdo a los procesos horizontales y permiten que se capturen los datos necesarios durante la ejecución. Se utilizan indicadores para evaluar cuánto de lo planificado ha sido cumplido, incluyendo qué tan precisos han sido los pronósticos de la demanda con los que se trabaja. En cada punto de la cadena de distribución se miden tiempos, inventario y otras variables que permiten planificar, e incluso automatizar, abastecimientos exactos y oportunos.

Nivel 1

Los clientes miran a la empresa con suspicacia. No confían en su capacidad de cumplir su promesa de entrega (es decir, la palabra empeñada en cada orden sobre: “estas cantidades de estos productos en este lugar, en esta fecha, con los documentos correctos y sin defectos”). El cliente, por experiencia, pone un signo de interrogación a los tiempos de entrega que se le ofrecen. Aunque la empresa pueda cumplir, las fallas recurrentes son difíciles de olvidar.

Casa adentro, la empresa no tiene visibilidad completa de lo que ya se entregó y de lo que está pendiente. No suelen haber mediciones integrales de qué tan bien funcionan los procesos, y si las hay, los resultados muestran una historia errática.

Los procesos no han sido pensados horizontalmente, desde el punto de vista del cliente, lo que mantiene fuerte el espíritu de defender el silo — el departamento en que se trabaja. Por esto, la cooperación interfuncional es baja y es común que dedos acusadores estén en búsqueda de culpables de las fallas en servicio.

No se cuenta con métodos adecuados de planificación de la demanda y de pronóstico de las necesidades de los clientes, por lo que son usuales las compras de urgencia, los turnos de producción extendidos y los excesos y roturas de inventario. La fuerza de ventas suele prometer más de lo se puede entregar u olvidarse de vender aquello que se tiene de sobra. Datos esenciales para la entrega de productos pueden perderse en las fisuras de los inadecuados sistemas de información disponibles, que incluyen correos electrónicos, hojas sueltas de excel, papeles y hasta la memoria de la gente. Eventos como las roturas de inventario o los tiempos desde el pedido hasta la entrega no son registrados.

Cuando un cliente hace un pedido especial, es complicado adaptarse a sus requerimientos. Como los procesos son rígidos, alguien se ve obligado a improvisar, saltarse las reglas y casi hacer magia para no perder la orden. Por los vacíos en la medición, normalmente no se llega a saber cuánto realmente costó satisfacer ese pedido especial.

Si su empresa no se encuentra en el nivel 4, no se desanime, pero tampoco espere estar ahí dentro de un mes. Estas escalas de Madurez suponen la creación de capacidades y la consolidación de procesos de manera ordenada y acumulativa. Según el nivel en que se encuentre, hay determinadas actividades y capacidades que deben atenderse con prioridad: Al igual que en el karate y el ajedrez, no es posible alcanzar un nivel 3 sin antes dominar los niveles 2 y 1. El mejoramiento de desempeño de la cadena de suministro es un proyecto de desarrollo de largo aliento, que requiere un estricto enfoque de los recursos disponibles en áreas críticas de cada nivel de Madurez. Los resultados de indicadores de gestión específicos (como los del modelo SCOR) objetivamente señalarán si se “superó la prueba”.

Se dice que un camino de mil kilómetros se inicia con un paso. Con el mapa de la ruta en sus manos, llegar a la siguiente estación de Madurez sin duda es un reto alcanzable. Ahora bien, con la perseverancia y foco necesarios, ¿qué evitaría que una empresa como la suya merezca un día una butaca en aquel Olimpo?

Fuente: Grupo Novatech


Cadena Logística Vs. Cadena de Suministro, no las confundas

By: Guido Secco
Nov.10, 2018
0

Es un error muy común confundir la cadena de suministro con la cadena logística, puede que parezcan cosas muy semejantes pero la realidad es que son dos conceptos muy diferenciados. Pero a pesar de ser tan distintos, se complementan y se sirven el uno del otro para realizar su actividad. Más adelante detallaremos cuáles son las diferencias que existen entre la cadena logística y la cadena de suministro.

La cadena logística se basa en la planificación y control de los bienes que se envían a los clientes, en la cantidad adecuada, con la calidad perfecta y el tiempo concretado.

Dentro de la cadena logística se organiza el transporte necesario para realizar los envíos, el mantenimiento y control de la flota, el almacenamiento y organización de la mercancía que está vendida, los inventarios o se estudia la forma en que la oferta y la demanda actuarán en un futuro a medio/largo plazo. Su objetivo máximo es la entrega de los productos producidos en la fábrica hasta el cliente final.

El profesional de la cadena logística es el encargado de supervisar y gestionar el producto desde que entra al almacén hasta que se le realiza la entrega a los distribuidores o clientes finales.

En cambio la cadena de suministro engloba todas las tareas que se llevan a cabo en la cadena logística más otras. En la cadena de suministro se controla toda la corriente de trabajo en la fabricación de los productos, desde la adquisición de las materias primas hasta la entrega al cliente, pasando por la producción de bienes y el almacenamiento de estos. Es decir, la cadena logística es una parte de la cadena de suministro.

El responsable de la cadena de suministro es un profesional que se compromete a gestionar las materias primas, de forma que se provea a la producción de forma eficiente. Se debe asegurar que las necesidades de la demanda quedan cubiertas y estar en continua mejorar y adaptación al entorno tan cambiante que viven hoy en día las empresas.

Diferencias entre la cadena logística y la cadena de suministro
Respecto a los servicios, la cadena de suministro intenta minimizar los costos pero ofreciendo un servicio impecable, para que la entrega a los clientes sea de calidad. En cambio, la cadena de suministro se preocupa de que las materias primas no sean muy caras para que los costes de la producción sean menores.

La organización es fundamental, tanto para la cadena logística como para la cadena de suministro, pero para la primera lo es porque así logrará servir los productos en el menor tiempo posible. En el caso de la segunda, se encarga de organizar muy bien cada proceso de la cadena para que cuando llegue a la última parte, que es la cadena de suministro, no se falle en la entrega.

La cadena de suministro se tiene que encargar de entregar a tiempo el producto, ya que la cadena de suministro intenta que el tiempo de servicio sea cada vez menor para que la cadena global sea más ágil y eficiente.

Cuando se habla de la optimización de la cadena logística es porque ésta ha mejorado gracias a nuevos métodos de distribución de mercancías. La cadena de suministro tiene que buscar y establecer nuevos procesos para que dicha cadena sea dinámica, ágil y eficiente y no llegue a la obsolescencia.

Fuente: Retos en Supply Chain – EAE Business School


7 razones por las que necesita software de planificación de la cadena de suministro

By: Guido Secco
Nov.02, 2018
0

Por: Erik Pérez Mondragón – Especialista Senior en Gestión de Softwares & Logística @ K-L Servicios Generales ([email protected])

Este artículo explicará los conceptos básicos de planificación de la cadena de suministro y 7 razones por las cuales es posible que deba utilizar el software de planificación de la cadena de suministro para mejorar sus operaciones.

 

Concepto básico de planificación de la cadena de suministro

Muchas empresas usan la palabra “planificador de la cadena de suministro” para describir un trabajo de nivel inicial que se ocupa de la previsión de la demanda y la programación de materiales. ¿Es este el alcance de la planificación de la cadena de suministro? Según el artículo “Cómo hacer una planificación estratégica de la cadena de suministro”, la planificación de la cadena de suministro es el proceso de toma de decisiones basado en el tiempo.

1. Un ERP no es el la solución a todo

La expectativa suele ser alta cuando una empresa decide invertir en un nuevo sistema de software empresarial. Sin embargo, muchos de ellos descubren más tarde que un sistema ERP estándar solo les permite administrar la información de la empresa en una gran base de datos. El análisis mucho complicado debe hacerse fuera del sistema. Si ya tiene un sistema ERP en su lugar, un buen software de planificación puede ser una muy buena adición.

2. El planificador de ruta no puede tomarse un día libre

Si todavía está haciendo el enrutamiento del vehículo manualmente, notará que la calidad de la ruta no es muy buena. La razón es que muchos planificadores de rutas han desarrollado sus propias formas únicas de manejar restricciones del mundo real tales como ventanas de tiempo, período de prohibición de camiones, límite de capacidad del vehículo, orden de acometidas, etc. El proceso es tan complicado que nadie puede imitar la lógica de planificación, es por eso que un planificador no puede tomarse un día libre.

3. El plan de producción se cambia todas las mañanas

En algunas industrias, como Electronic Industry Services (EMS) en Asia, cambiar el plan todas las mañanas es la forma de vida. El motivo que contribuye a este problema proviene principalmente del poder de negociación de los grandes clientes que pueden solicitar la inserción, eliminación o cancelación de pedidos en cualquier momento. Entonces, necesitas un software que te ayude a crear un plan rápidamente.

4. Cada planificador maneja demasiados SKU´s

¿Cuántos códigos de artículo debe gestionar un planificador? Una respuesta genérica es algo alrededor de 500 SKU. Si su planificador actualmente tiene 2,000 SKU o más, usar un análisis de hoja de cálculo puede ser problemático.

5. Nadie es responsable de los errores de pronóstico

Un pronosticador de demanda generalmente se siente un poco solo porque tiene la culpa de los errores. El buen software S & OP puede ser la solución ideal que reúna a los departamentos de marketing, producción, logística y finanzas y cree un plan realista de demanda y suministro.

6. El tamaño del lote es enorme

No hace falta decir que un gran lote de producción conduce cuesta mucho debido a la configuración de la máquina más baja y un mayor rendimiento. El inconveniente del tamaño de lote grande es la falta de capacidad de respuesta. Un buen software de planificación puede ayudar a crear un plan más flexible sin sacrificar demasiado la economía de escala.

7. No hay planificación a largo plazo

¿Te has preguntado alguna vez qué deberías hacer en los próximos años? La mayoría de las empresas realizan una planificación estratégica, como análisis de la industria, análisis de la competencia, desarrollo de nuevos productos, hoja de ruta, etc. El problema es que la gente de la cadena de suministro generalmente no participa en este tipo de iniciativa. Entonces, se recomienda encarecidamente una implementación del software de planificación de la cadena de suministro.

¿Hay alguna otra razón por la que podría necesitar un software de planificación?

Referencia – Sodhi, M. S. Cómo hacer una planificación estratégica de la cadena de suministro.


5 Razones por las cuales su Empresa podría necesitar un ERP

By: Guido Secco
Set.09, 2018
0

Usualmente existe la creencia de que un ERP (Enterprise Resource Planning) sirve para la grandes empresas, o que solo éstas los pueden costear. Sin embargo, hoy en día, gracias a los avances de la tecnología informática, existen sistemas que son asequibles para empresas medianas y pequeñas. Toda empresa debe, sin importar su tamaño, realizar al menos las siguientes funciones básicas: facturación, presupuestación, gestión de compras de insumos y/o materia prima, control de inventario, envíos y/o prestaciones de servicio, y gestión financiera.

Entonces, ¿cómo saber si una empresa requiere de un sistema ERP?

1. El crecimiento de la empresa dificulta el control

Cuando una empresa aumenta su tamaño, sea en ventas, recurso humano u operaciones, resulta imposible seguir teniendo toda la información “en la cabeza”. Implementar un sistema ERP supone dotarse de una herramienta profesional para gestionar la empresa de forma fiable, eficiente y sin descuidar ningún aspecto que pueda poner en riesgo el negocio.

2. Las aplicaciones de software ya no cubren las necesidades del negocio

Prácticamente todas las empresas empiezan a trabajar con hojas de cálculo para registrar la información y llevar el control de los ingresos, costos y gastos de la compañía. A medida que van creciendo pasan a instalar algunas aplicaciones de forma individual. Algún software de contabilidad, un CRM, un gestor de proyectos, en fin. Sin embargo, llega el momento en que estas soluciones parciales dejan de ser suficientes y se hace evidente la necesidad de contar con un software ERP que permita integrar todas las funciones en un solo sistema.

Mantener múltiples aplicaciones, hojas de cálculo, varias versiones de programas, entre otras, convierte el trabajo del responsable de TI en una pesadilla.

Al contar con un único sistema ERP profesional, los responsables de TI se pueden dedicar a tareas de mayor valor agregado.

3. Cada área es un silo con sus sus propios procedimientos

Cuando cada departamento actúa por separado, con su propia información y procedimientos, se vuelve complejo el control necesario que permite evaluar la salud financiera de la compañía y tomar decisiones de rectificación o mejora. Sin duda, algo está fallando cuando para conocer la situación del negocio se deben tener reuniones interminables con el contador y los responsables de cada área, leer un sinnúmero de informes y buscar cierta información en alguna máquina dentro de la oficina (¡en ocasiones, durante la reunión!). Cuando no se cuenta con un ERP, integrar la información en “silo” y alinear a los responsables a la misma “página” toma demasiado tiempo, esfuerzo y es susceptible a que se comentan errores importantes.

Por otro lado, un ERP obliga a estandarizar y coordinar todos estos procedimientos de trabajo y a tener la información integrada, fiable y al día. Para visualizar lo que se requiere no hace falta más que unos pocos clics.

4. La planificación de los recursos de producción se ha convertido en un cuello de botella

La finalidad de los sistemas ERP -y una de las principales diferencias con otros sistemas- es la planificación. Muchas empresas se olvidan de ese pequeño detalle, se olvidan de la “P” del “ERP”. Sin embargo, estos sistemas ayudan a las empresas a planificar y gestionar el inventario, la producción y la logística.

Si su empresa está teniendo problemas de planificación, tal vez es tiempo de que considere tener un ERP. En mercados cada vez más competitivos la planificación ya no es un lujo sino una necesidad.

5. Atención al cliente insuficiente

Hoy en día es necesario contar con los datos del cliente actualizados. Los clientes esperan que las empresas conozcan qué compraron, cuándo cuándo y cómo pagaron, cuándo y cómo recibieron el producto, y cualquier otra información específica respecto a la interacción entre el cliente y la empresa. Si esta información no está integrada y no es fácilmente accesible para quien está en atención al cliente, la percepción del servicio decae y el riesgo de que el cliente vaya la próxima ocasión a la competencia crece radicalmente.

La buena noticia: el ERP integral diseñado exclusivamente para la mediana industria está aquí

Si está deseando contar con una verdadera solución de software ERP diseñado exclusivamente para la mediana industria, que incorpora en un único sistema de información toda la funcionalidad necesaria para gestionar una compañía manufacturera, desde el diseño del producto hasta el servicio post-venta, teniendo un gran control de la calidad, la planificación y la gestión de compras, inventarios y logística, contáctese con nosotros hoy mismo y pregunte por RPS.

 

Por José Samaniego T., Coordinador de Marketing de Novatech.


El Poder de la Planificación en la Cadena de Suministro

By: Guido Secco
Set.04, 2018
0

Son muy pocas las personas que estarían en desacuerdo con la idea de que el propósito de toda organización productiva o comercial es la obtención de beneficios económicos a través de la oferta de productos que generen valor en el mercado; es decir, a la sociedad. Si la organización cuenta con productos aceptados y demandados por el mercado al que sirve, el camino para alcanzar los beneficios esperados se reduce a dos alternativas, no mutuamente excluyentes: aumentar las ventas o disminuir los costos.

Aumentar ventas, se puede lograr mediante estrategias comerciales que se dirijan hacia la entrega, a tiempo, del producto o productos que los clientes requieren, en la cantidad que los necesiten. Sin embargo, para servir a los clientes con aquello que efectivamente demandan, y a la vez lograr maximizar los beneficios económicos, no basta con aumentar los inventarios especulativamente, sino que implica, al mismo tiempo, ser más consistentes en cuanto a la optimización de recursos.

Este esfuerzo por equilibrar la balanza se vuelve cada vez más crucial en los tiempos actuales. No importa si el mercado está en expansión, contracción o estancamiento. En cualquiera de los escenarios, la capacidad de responder frente a los cambios en gustos y preferencias de los clientes -dados estos por condiciones económicas, avances tecnológico-científicos que impulsan tendencias o por la influencia de determinados competidores- puede ser la diferencia entre disfrutar de beneficios extraordinarios o tener que enfrentar serios problemas financieros.

Grupo Novatech, en sus 22 años de experiencia como empresa consultora especializada en operaciones, y luego de haber desarrollado exitosamente proyectos con más de 800 organizaciones a nivel regional (Latinoamérica), ha logrado identificar algunos problemas recurrentes en las empresas por los cuáles estas no alcanzan el máximo potencial de rentabilidad -o simplemente no logran los resultados esperados.

Si Usted identifica alguno de los siguientes síntomas en su organización, tal vez sea momento de repensar el plan:

  • Pérdida de ventas por falta de inventario (la gran mayoría de veces no registradas y, por tanto, no cuantificadas).
  • Costos elevados por exceso de inventario de productos terminados.
  • Pérdida económica por desperdicio u obsolescencia de artículos adquiridos para procesamiento o venta.
  • Pérdida de clientes debido a que los niveles de servicio se encuentra por debajo de la media.
  • Baja productividad. Demasiados recursos utilizados en la planificación de ventas y operaciones.
  • Dificultades para llevar a cabo estrategias a nivel organizacional y no solo departamental.

Para ilustrar esta problemática, veamos tres escenarios que se repiten constantemente en las organizaciones y que contribuyen a los síntomas mencionados:

ESCENARIO RESULTADO
Ventas o marketing impulsan campañas para incrementar las ventas No considera la capacidad de producción Bajo nivel de servicio al cliente, pedidos retrasados, pérdida de ventas
Compras quiere negociar mejores precios No considera el costo total de inventario Almacenamiento de SKUs con menor rotación, impacto negativo en el flujo, menor rentabilidad
Producción quiere tener una capacidad instalada del 100% No considera la capacidad de ventas Disminución de rentabilidad

Es posible que muchos de estos síntomas – y la consecuente falta de resultados- persistan en su organización incluso después de haber tomado decisiones de inversión en herramientas tecnológicas, con gente capaz y comprometida. O peor aún, el negocio ha visto un crecimiento a pesar de que los problemas mencionados siguen sin resolverse. Esto último, en el mediano o largo plazo, puede ser peligroso para las organizaciones porque, mientras el negocio va bien, los síntomas están maquillados por los resultados; pero cuando el negocio se contrae, independientemente de la razón, los síntomas salen a flote y los malos resultados no se hacen esperar.

Usted, como Director, Gerente o Supervisor, a cargo de procesos importantes, se siente en la responsabilidad de mejorar su área de forma que su trabajo sea valorado y tenga visibilidad. Sin embargo, para lograr esto es necesario ver más allá de su departamento y empezar a pensar en una verdadera planificación de la cadena de suministro de su organización, en la cual todos los componentes que la integran son parte de esa gran maquinaria que hace que el negocio se mantenga en mercados cada vez más cambiantes y competitivos.

¿Es esto posible?
Grupo Novatech, con base en su reconocida trayectoria, ha desarrollado e incorporado metodologías y soluciones probadas en el Ecuador y el mundo para asistir a los clientes en sus procesos de planificación integrada del supply chain.

Esta planificación no ocurre de la noche a la mañana, pero no sucederá si no empieza. La mejor forma de alcanzar la excelencia en la cadena de suministro es implementando el proceso de planeación integrada de negocios; y la mejor manera de determinar si está listo para hacerlo es evaluando sus operaciones actuales.

Novatech le ofrece, a través de su partner Demand Management Inc., una evaluación en línea gratuita de su cadena de suministro que, en 5 minutos, le ayudará a medir la madurez de sus procesos de planificación actuales y determinar si es el momento de comenzar con la planificación empresarial integrada.

*Novatech es representante de Demand Solutions para la región Andina.

Fuente: Grupo Novatech