Entregas rápidas con bajo costo y otros retos logísticos del comercio electrónico

By: Jorge Choque
Dic.17, 2018
0
El comercio electrónico se viene consolidando y expandiendo con éxito en los mercados de todo el mundo. Se ha convertido en una plataforma muy atractiva para los consumidores finales por las facilidades y beneficios que presenta, con descuentos en precios, diferentes opciones de entrega de productos, ahorro en tiempo y comodidad, etc., por lo que está constituyendo también un motor en el volumen de ventas de las compañías.
Sin embargo, este canal también ha traído consigo grandes retos -o dolores de cabeza- de carácter logístico; la respuesta a estos retos -en gran medida- decidirá cuánto es que puede crecer o sostenerse. Los retos están relacionados principalmente con los costos, los tiempos de entrega, flexibilidad en la entrega, el crecimiento urbano y la alta congestión de las vías, las órdenes de muchos pedidos pequeños, escases de sitios de descarga, cuidado del medio ambiente, entre otros.
De acuerdo con una investigación de “Acortando la última milla: Estrategias logísticas ganadoras en la carrera hacia el consumidor urbano”, DHL y Euromonitor, otro desafío importante es el crecimiento de la logística estacional como resultado de días festivos y días de promoción cada vez más populares, como el Día de los Solteros o los cyberdays, que ejercen una presión significativa sobre las empresas de logística para crear capacidad adicional y contratar recursos para hacer frente al volumen en oleadas de corto plazo, que a su vez pueden ser difíciles de predecir.
Podemos decir que, sin una logística adecuada, el comercio electrónico no podrá seguir avanzando y respondiendo a las demandas del mercado.
El desafío de los costos es uno de los principales puntos de atención. Por ejemplo, los costos de envío representan una preocupación constante, ya que está comprobado que hay un alto ratio de abandono del carrito de compras en el momento de pagar cuando se suman los costos de envío, que en muchos casos se consideran muy elevados. Salvar este obstáculo será fundamental para las empresas logísticas a la hora de seguir adaptándose a los nuevos requerimientos del cliente.
En esa situación, las empresas se ven en la necesidad de dar una respuesta que combine dos aspectos que a primera vista resultan en oposición, es decir, entregar los productos indicados, en el menor tiempo posible y en el lugar exacto a sus clientes, pero sin que ello signifique que el costo se traslade al pago del usuario. Allí está el reto de encontrar la mejor solución o estrategia para dar un equilibrio entre una atención a la demanda del cliente a un costo óptimo.
Esta situación se hace más crítica en etapas de estacionalidad, en donde el volumen de ventas aumenta considerablemente, y las empresas están en la obligación de invertir en más recursos logísticos para responder a la alta demanda.
El otro gran desafío que deben abordar las empresas es la reducción de los tiempos de entrega. Lejos de tener que esperar días, el valor añadido está, cada vez más, en poder realizar envíos en 24-48 horas o, incluso, el mismo día. Según un informe del Observatorio sobre Hábitos del e-Commerce, el 72% de los compradores online señala el incumplimiento de los plazos de entrega prometidos como el principal motivo de malestar en el proceso de compra.
Entre las muchas soluciones innovadoras que han aparecido con motivo de una mayor velocidad de entrega, está la fórmula del ‘click & collect’, que permite recoger en tienda lo que has comprado online, algo que favorece a los que se mueven en el terreno de la omnicanalidad y disponen de espacio físico.  Hoy, el 70% de las tiendas online ya disponen de puntos físicos de recogida (tiendas físicas o puntos de conveniencia).
Una estrategia que también puede ayudar con este indicador es la optimización de rutas de entrega. Esta planificación pasa por diseñar las rutas de reparto previamente, permitiendo evitar los puntos rojos (con gran afluencia de tráfico, calles cortadas, etc.) y, a la vez, abarcar el mayor número de puntos de reparto en poco tiempo. Esto se hace necesario tomando en cuenta la alta congestión de las ciudades y los altos pedidos pequeños o unitarios.
Otra opción para el mismo objetivo es optar por vehículos livianos, que son más ágiles para desplazarse en zonas urbanas. La tendencia en logística nos llevará en los próximos años a transportistas de comercio electrónico que usen vehículos eléctricos o híbridos, mucho más eficientes y preparados para el reparto.
Pero además de la velocidad, muchas empresas también están apostando por ser flexibles en las entregas con más alternativas para que el cliente elija la que más le conviene: entrega a domicilio, recojo en la misma tienda, recojo en puntos de conveniencia.
Un aspecto de igual importancia y que también constituye un reto es la comunicación permanente con los clientes; ser transparentes. Aquí las herramientas tecnológicas de trazabilidad y seguimiento son indispensables para registrar y disponer de información del pedido en tiempo real; que los usuarios puedan revisar información constante de su pedido durante todo el proceso de despacho o tener acceso a la misma mediante alguna aplicación: saber dónde está el pedido en todo momento, recibir notificaciones en momentos claves, conocer previamente la franja horario en la que va a ser entregado, etc.
Cuanto mejor informado esté el destinatario, más efectiva será la entrega, habrá menos incidencias y menos devoluciones.
Finalmente, con respecto al medio ambiente y la presión del tráfico, ya existen casos en el mundo del uso de bicicletas eléctricas y otros vehículos no contaminantes para la entrega en la última milla, apostando por la sostenibilidad medioambiental que será cada vez más generalizado. Incluso patinetas eléctricas ya se están utilizando como medio de reparto en las ciudades y se están haciendo pruebas con medios de transporte autónomos. Si hablamos de drones, su uso como medio de entrega hoy ya es una realidad, sobre todo para lugares de difícil acceso.

DHL revela en estudio las mejores estrategias logísticas para la última milla

By: Guido Secco
Dic.14, 2018
0

La creciente urbanización está haciendo la entrega en la denominada última milla más compleja y crítica para el éxito de las empresas de e-commerce, según una nueva investigación de DHL y la compañía de estudios de mercado, Euromonitor.

De acuerdo con la investigación se espera que más de 600 millones de personas vivan en entornos urbanos para 2030 y que las nuevas tecnologías creen oportunidades tanto para la mejora como para la interrupción del servicio. El retail online y sus socios de logística se enfrentan al desafío de adoptar nuevos enfoques audaces para sobrevivir y competir.

En el libro blanco, “Acortando la última milla: Estrategias logísticas ganadoras en la carrera hacia el consumidor urbano”, DHL y Euromonitor identificaron las cuatro tendencias principales que están configurando el transporte urbano de la última milla- entrega localizada, redes de entrega flexible, logística estacional y evolución tecnológica- y formas en que las empresas pueden adaptar sus cadenas de suministro al cambiante entorno del mercado y lograr una ventaja competitiva.

“La última milla se está convirtiendo cada vez más en el campo de batalla clave en la cadena de suministro del e-commerce, y las compañías tendrán que desarrollar estrategias específicas en esta área para competir de manera efectiva”, dijo Katja Busch, directora comercial de DHL.

La directora agregó que: “no se trata solo de transporte, sino del enfoque general de las empresas para administrar el inventario: llevar los artículos correctos, al lugar preciso, en el momento adecuado. DHL está desarrollando soluciones enfocadas para ayudar a las empresas de e-commerce a llegar a sus clientes finales de manera rápida y eficiente, desde el uso del aprendizaje automático hasta el enrutamiento de los bienes transportados dentro de las ciudades para agregar más automatización a nuestras redes de distribución”.

Desafíos

El libro blanco descubrió que las principales tendencias urbanas crean diversos desafíos en términos de costo, impacto del servicio y tensión organizativa. Por ejemplo, el crecimiento de la logística estacional como resultado de días festivos y días de promoción cada vez más populares, como el Día de los Solteros o Asia o los cyberdays nacionales, ejerce una presión significativa sobre las empresas de logística para crear capacidad adicional y contratar recursos para hacer frente al volumen en oleadas de corto plazo, que a su vez pueden ser difíciles de predecir.

Las demandas por mayor velocidad y conveniencia de los clientes urbanos están obligando al retail a revisar sus redes de almacenamiento, reemplazando las redes centralizadas con infraestructura de distribución local, lo que puede requerir un equilibrio más preciso del stock. Las tecnologías en desarrollo están creando oportunidades para que nuevos retadores disruptivos ingresen al mercado, al mismo tiempo que requieren que los titulares inviertan con prudencia e incorporen nuevas habilidades a su fuerza laboral.

Para superar estos desafíos, DHL y Euromonitor han identificado conjuntamente el F.A.D. (un modelo de redes de transporte flexibles, automatización y datos) como un marco que ayudará a los minoristas y operadores logísticos a garantizar su competitividad en la última milla al mejorar su desempeño en el aumento de la automatización, la administración de datos y la creación de flexibilidad en sus redes, las empresas de e-commerce en todos los mercados podrán administrar mejor el inventario y aumentar la eficiencia de sus redes de entrega de última milla.

“La evolución futura de este mercado e-commerce altamente competitivo y en rápido movimiento aún es increíblemente difícil de predecir, por lo que las empresas deben ser ágiles y eficientes al tiempo que garantizan que cumplen con las demandas de los clientes”, dijo Lee Spratt, CEO de DHL E-commerce Americas. “La última milla requiere una atención considerable porque, a pesar de la evolución del mercado, seguirá siendo uno de los puntos de contacto principales en la experiencia del cliente. Aquellas empresas que pueden crear asociaciones efectivas para hacer que sus redes de distribución urbana sean más elásticas, invertir en las tecnologías más efectivas para aumentar la productividad, aprovechar los datos para crear mejores experiencias de los clientes y, lo más importante, administrar su inventario de la manera más eficiente posible serán las ganadorea en el dinámico mercado e-commerce del mañana”.

Por MundoMarítimo

 


Cadena logística es cada vez más clave en los negocios digitales (Lucía La Rosa – Semana Económica)

By: Guido Secco
Dic.05, 2018
0

POR LUCÍA LA ROSA – SEMANA ECONÓMICA

  En la era de los negocios digitales la logística viene tomando preponderancia como aliada del retail. Ya sea desarrollada inhouse o proveída por terceros que tienen know how sobre cómo llegar al cliente final, la logística de última milla —el envío al consumidor final— toma viada para mejorar la experiencia de consumo.

El principal aporte de la logística al e-commerce es facilitarle al cliente final el recojo de los productos. La tendencia hoy comienza con el uso de lockers descentralizados y ubicados en lugares estratégicos desde donde pueden recogerse los productos adquiridos. En los negocios digitales el uso de la tecnología no termina en el canal de compra; allí es donde comienza.

NUEVAS PLATAFORMAS
La instalación de lockers en distintos lugares de la ciudad facilita el recojo de los productos que los clientes compran online. La estrategia responde a la necesidad de las empresas de e-commerce de atender los nuevos requerimientos de los consumidores finales: mayor disponibilidad de productos, menores tiempos de entrega y en lugares descentralizados y mayor trazabilidad del envío.

Por ello las retailers locales están digitalizando su gestión logística (SE 1628, Management). La cadena de zapaterías Platanitos —en la que la venta online representa el 35% de sus ventas totales— ha optado por desplegar lockers de recojo en distintos puntos de Lima. La compañía tiene desde agosto de este año dos de éstos desplegados en San Isidro y diez más por desplegar antes del cierre del año. La retailer le brinda al cliente una clave digital para que con ésta pueda abrir el locker que contiene su producto.

“Queremos tener lockers para desplegarlos en lugares más convenientes para los clientes”, señala Alexander Mont, gerente de nuevos proyectos de Platanitos. Se ubicarían en centros comerciales y estacionamientos. Cada locker es importado desde China y cuesta US$5,000. El 60% de las órdenes online de Platanitos tiene como destino una tienda de la empresa; la idea es descentralizar el recojo.

La operación logística del negocio digital de Platanitos también ha implicado digitalizar su sistema de inventarios: ha diseñado un inventario único que le permite a sus tiendas vender productos que físicamente están en otros locales, poniendo así a a disponibilidad del cliente final el stock que está en los centros de distribución. “Desde el 2S18 el 100% de nuestros almacenes está disponible para la venta, lo que hace que la mercadería disponible aumente un 40%”, detalla Mont.

Dado su rol clave en la era de los negocios digitales, los operadores logísticos también están haciendo esfuerzos por mejorar su servicio de última milla y convertirse en socios estratégicos del retail. Scharff, empresa de servicios de logística integral, también viene invirtiendo en lockers. El objetivo es captar empresas medianas y pequeñas para crecer en el servicio de última milla. “Estamos en conversaciones con redes de bodegas, grifos y comercios para que se conviertan en una red de puntos de conveniencia [para llegar al consumidor final]”, adelanta José Ríos, director de experiencia y servicio de Scharff. La meta de la compañía es tener cincuenta puntos de entrega en la ciudad al cierre del 2018. Para ello está invirtiendo alrededor de US$500,000.

A largo plazo la compañía apunta a desplegar una red de lockers en provincias. “Vamos a comenzar en Lima pero nuestra intención es llegar a provincias: en el 2019 apuntamos a tener redes en las principales ciudades”, indica Ríos.

ALIANZAS Y ADQUISICIONES
Para mejorar su logística de última milla las empresas de logística también han optado por formar alianzas con startups, como es el caso de Ransa y Scharff. El año pasado Scharff compró PickApp, una startup de servicio de delivery express especializada en documentos y paquetes. Tras la compra, la compañía creó Scharff Express y personalizó el servicio de delivery en función del tipo de cliente para atender pedidos a demanda. “Ello nos ha permitido brindar mayor trazabilidad en las entregas y reducir nuestros tiempos de entrega de ocho horas a menos de tres”, comenta Ríos. En ese sentido, la empresa también formó una alianza con IBM y Cognitva para desarrollar un asistente virtual, un bot, para brindar el servicio de courier internacional. La idea de la empresa es que en el mediano plazo esta plataforma también atienda consultas locales.

Por su lado, Ransa —el operador logístico del Grupo Romero— firmó una alianza estratégica con Urbaner, una startup peruana que llega hasta el consumidor final (SE 1632, Management). La alianza le permitirá a Ransa digitalizar sus procesos internos para volverlos más eficientes y cambiar de un enfoque sólo corporativo (B2B) hacia uno que incluya al consumidor. “Esta línea de negocio va a ser la más importante en los próximos cinco a diez años”, dijo en agosto Tomás Moro, VP de Ransa Perú.


Ventas online crecen hasta 300% durante temporada de “Cybers”

By: Jorge Choque
Nov.27, 2018
0
Linio informó que en estos días de descuentos se generan 3.6 órdenes por minuto, un promedio de 5,184 envíos al día.
Un incremento en ventas por internet de hasta 300% en Lima y 50% en provincias se registra durante las campañas “Cyber”, temporada especial del año donde se ofrecen grandes descuentos en diversos portales y tiendas online.
Así lo informó Linio.com.pe, la tienda de e-commerce que durante estas fechas llega a realizar más de cinco mil envíos en un solo día, 65% de ellos en la capital y 35% para el interior del país.
Katty Fernández, directora de Operaciones de Linio, indicó que los distritos que realizan más compras por Internet en Lima son Santiago de Surco, San Isidro, Miraflores, San Martin de Porres y San Juan de Lurigancho, mientras que las regiones cuyos habitantes realizan más transacciones online durante los “cybers” son Arequipa, Trujillo, Cusco, Chiclayo, Piura, San Martín y Tacna.
Entregas al mismo día
Actualmente, Linio cuenta con un almacén de 500 metros cuadrados de extensión, que le permite estar cerca de sus vendedores y clientes. En este recinto logístico, mantienen productos de diversas categorías como: Cómputo (discos duros, laptops, cartuchos de tinta, mochilas), Fashion (zapatillas), Home (caja china, juego de sábanas), Appliances (planchas, ollas arroceras, cafeteras, microondas, licuadoras), entre otros.
“Tener nuestro propio almacén nos permite lograr una gran velocidad en el abastecimiento y despacho de productos, logrando entregar el 6% de órdenes el mismo día, el 22% al día siguiente y el 25% en 2 días, todo esto a nivel nacional. Somos la tienda online con mayor cobertura y estamos destacando no sólo por ofrecer muy buenos productos a excelentes precios, sino también por agregar velocidad de entrega en tiempo récord”, comentó Fernández.
Lanzamiento del servicio Fulfillment by Linio
La tienda de ecommerce anunció el lanzamiento de su servicio de Fulfillment by Linio (FBL). Este modelo le permite al vendedor enviar su stock de productos al almacén de Linio, para que este realice la gestión logística dinamizando las entregas. De esta manera, más vendedores podrán ofrecer entregas el mismo día o máximo al día siguiente en Lima y a 48 horas promedio a nivel nacional.
Por el momento, Linio es el único marketplace en el Perú que ofrece este servicio para sus vendedores, brindándole la oportunidad de acelerar sus tiempos de entrega.

Latinoamérica: ¿Cuáles son los desafíos logísticos que aún faltan por enfrentar?

By: Redacción LOGISTICA 360
Nov.16, 2018
0

Las principales complejidades se centran en apostar por sistemas más seguros, nuevos métodos de pago, conectividad y el desarrollo de servicios logísticos que mejoren la calidad del servicio.

El comercio electrónico –más conocido como e-commerce– viene siendo un fenómeno mundial que ha ido creciendo a pasos agigantados a medida que ha aumentado también el uso de internet y de los dispositivos móviles. Pese a que, junto a su desarrollo se han ido despejando algunas de sus complejidades, la verdad es que en Latinoamérica aún quedan grandes desafíos por superar.

La seguridad de las transacciones, la desconfianza a los pagos online, el bajo uso de servicios bancarios y las importantes dificultades de logística que aún existen en la región, son sólo algunas de las principales problemáticas a las que se ven enfrentadas las empresas hoy en día, cuando quieren desarrollar su área de comercio digital.

Otros factores que afectan están relacionados a la falta de carreteras, infraestructura, ferrocarriles, eficiencia portuaria y aeroportuaria que, por sus carencias, hace que el precio asociado a este tipo de comercio represente costos muchísimos más altos que en otros lugares del mundo, y con baja confiabilidad. Todo esto resulta controversial, si tenemos en cuenta que América Latina es una de las regiones del mundo que presenta mayor potencial en este ámbito.

Según un desglose segmentando por países del banco BBVA en 2018, México fue el que más creció con un 27,3%, luego Perú, Colombia y Chile que crecieron en torno a un 27%, seguido por Brasil y Argentina que crecieron 20,4 y 22,8%, respectivamente.

“Esto significa que, a pesar de las dificultades, se está invirtiendo en potenciar tecnologías que faciliten los procesos para el comercio digital, la logística agrega mucho valor en este contexto”, explica el CEO de Beetrack, Sebastián Ojeda.

“La última milla es clave para el comercio electrónico, por lo tanto, los servicios logísticos también debiesen ser considerados como un eslabón imprescindible en esta cadena de suministro, sobre todo, en nuestra región, ya que es fácil hacer este trabajo cuando las condiciones son propicias, sin embargo, lamentablemente esa no es la realidad de Latinoamérica”, agrega.

Como panorama en general para este tipo de comercio, Ojeda indica que la integración, las estrategias de omnicanalidad, la optimización de la compra digital y el desarrollo de servicios logísticos con una tecnología de punta, son pilares esenciales para lograr un comercio electrónico exitoso.

“Las operaciones logísticas se tornan relevantes en el mercado de América Latina ya que, factores como la falta de eficiencia en las ventas digitales, los errores en los pedidos y las entregas fuera de plazo, son algunas de las razones más comunes para perder un cliente. Por esta razón, tecnologías como Beetrack han generado un alto impacto en la actualización de sistemas en tiempo real”, añade.

Perú

Según estimaciones de la Cámara de Comercio de Lima, para fines de 2018, cerca de seis millones de peruanos comprarán por Internet, es decir, un 20% más que lo que se registró durante 2017. Esto llevará a que el comercio electrónico crezca en igual proporción, pasando de US$ 2.500 millones a US$ 3.000 millones, aproximadamente.

Teniendo en cuenta esas métricas, Ojeda explica que “se puede entender que el e-commerce ya es un motor importante para la economía de Perú, y que va al alza. Todo este ‘boom’ ha significado no sólo un aumento en la demanda, sino también en la oferta, y eso implica grandes desafíos para seguir avanzando y mejorando los canales de compra y la cadena de suministro en general”.

Temor a que no llegue el producto –o que este no se vea como se apreció en el sitio web–, el mal uso de datos y la carencia de un sistema de asistencia virtual que cumpla con las expectativas, son tan sólo alguna de las razones por las que las personas en Perú, tienden a rechazar las compras online.

“Para seguir elevando estas cifras entonces, es crucial generar mayor confianza entre los consumidores. Todo esto va de la mano con impulsar tecnologías que aseguren una compra segura y una óptima entrega del producto en los plazos previamente pactados”, agregó.

Enfocarse en la estrategia de distribución a través de soluciones de tiempo real, políticas más certeras, una mejor asistencia, y un trabajo de logística que permita darles confianza a los clientes, son algunos de los desafíos que Ojeda explica, están pendientes en la industria del comercio electrónico en Perú.

En ese sentido, agrega que, por esa razón desde Beetrack creen que las soluciones de control y de seguimiento a las unidades de transporte, ofrecen grandes beneficios para ir tratando de satisfacer la necesidad existente en Perú, ya que éstos son los que proveerán entregas más seguras, mejoras en la satisfacción de los clientes y mayor control sobre los proveedores.

“Si bien, las cifras parecen alentadoras, tal como en el resto de América Latina, los principales desafíos se centran en encontrar la forma de generar tecnologías que apunten a sistemas más seguros y que garanticen privacidad, nuevos métodos de pago y el desarrollo de servicios logísticos que mejoren la calidad del servicio”, finalizó.