La oportunidad y desafío de las cadenas de suministro mundiales

By: Jorge Choque
Ene.21, 2019
0

Muchos de los países a donde llegan las muñecas Barbie probablemente han sido fabricantes o proveedores de insumos que requiere esta marca estadounidense para elaborar las famosas muñecas. En sectores tan diversos como el electrónico, transportes, ropa y alimento, etc., ocurre lo mismo: las múltiples etapas del proceso de fabricación de un producto se dan en diferentes países del mundo. Uno de los ejemplos más citados al respecto es el 787 Dreamliner de Boeing, que para su fabricación importa componentes, partes o piezas provenientes de otros países del mundo.

La fragmentación del proceso de producción es una oportunidad para el comercio exterior y la inserción de muchas empresas en las cadenas de valor globales. Particularmente, el comercio de insumos intermedios se ha convertido en una oportunidad para el ingreso de muchas empresas en las cadenas de suministro mundiales. Hoy en día, los insumos intermedios constituyen el 60% del comercio mundial, según datos difundidos en abril del 2018, y muchos países, incluidos algunos en el mundo en desarrollo, están fabricando y comercializando componentes de productos que nunca antes habían producido, aumentando su cartera de exportaciones (BID, 2018).

Esta fragmentación de la producción a nivel mundial es al mismo tiempo un desafío logístico en la cadena de suministro a escala planetaria. Grandes firmas como Boeing en la industria aeroespacial han sentido de cerca este desafío; es más, sus experiencias dan muestra de las dificultades y riesgos que encierra el suministro transfronterizo desde múltiples y lejanos orígenes: retrasos en la entrega de partes y piezas y, en consecuencia, la interrupción en el ensamblaje de las aeronaves y la demora en la entrega a sus clientes.

En este escenario, las empresas que utilizan procesos productivos fragmentados a nivel mundial deben reducir el riesgo de retraso en la producción de cada componente individual para evitar la interrupción de la producción de los productos finales. En consecuencia, estas empresas tratan de trabajar con proveedores de países con infraestructuras de logística y transporte adecuadas que reduzcan las interrupciones en la entrega. Eso, aparte de las mejores prácticas logísticas que deben cumplir las empresas en sus operaciones, como el Just in Time (Justo a Tiempo) y otras.

Cuando hablamos de infraestructura logística y de transporte, nos referimos a las carreteras, a los puertos y aeropuertos, y a todos los servicios auxiliares: almacenamiento y depósitos, reparación y abastecimiento de combustible, etc. En cuanto a la infraestructura terrestre, en específico lo correspondiente a carreteras, su importancia radica en que mejorar la calidad de la red vial nacional puede tener un impacto significativo en los flujos comerciales, de acuerdo con un informe del BID (2013).

Asimismo, para que las empresas puedan sumarse a estas cadenas de valor mundiales, los países deben trabajar en todos los aspectos de la facilitación del comercio, como la eliminación de barreras no arancelarias o normativas del comercio. Y es que los procedimientos aduaneros engorrosos y la falta de tecnologías de procesamiento adecuadas y modernas para completarlos, pueden generar costos substanciales; además, cuando las formalidades y procedimientos están mal diseñados, atravesar las fronteras podría tomar mucho tiempo.

“Las políticas de facilitación del comercio, como la introducción de sistemas de gestión de riesgos adecuados, programas de operadores económicos autorizados e iniciativas de ventanillas únicas de comercio exterior han demostrado que aceleran el transporte de bienes a través de las fronteras y que favorecen la expansión del comercio” (BID, 2016).


Siete cosas que todo el mundo debería saber sobre el transporte de palets

By: Guido Secco
Ene.21, 2019
0

Muchas veces NO nos preocupamos del Transporte de palets, siendo fundamental en la cadena. Aquí un excelente Artículo

El transporte de palets es un aspecto clave en muchísimas cadenas de suministro. Por eso es imprescindible tener claros ciertos conceptos a la hora de trabajar con ellos. Aspectos que en ocasiones pueden hasta parecer evidentes pero que podemos no tener presentes en el trabajo del día a día, incluso aunque los conozcamos.

Siete conceptos que no puedes olvidar del transporte de palets

1.- El tamaño (y el tipo) importan

El palet más utilizado en España es el conocido como “europeo”, cuya base tiene unas dimensiones de 80×120 centímetros. Pero hay muchos otros tipos y modelos, como el americano, cuya base es más grande (100×120 cm.). Y hasta cuatro medidas más son recogidas por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) para el manejo internacional de mercancías. El resto de ellas son: 1016×1219mm, 1165×1165mm, 1067×1067mm y 1100×1100mm.

El fin para el que son usados influye en en estas dimensiones. Por ejemplo, para encajar en las cajas de los tráilers (de dos en dos en el caso de los palets americanos y de tres en tres en los europeos). O dependiendo del sector: el medio palet (60×80 cm.) habitualmente usado en las imprentas y artes gráficas.

Los materiales pueden ser igualmente diversos. Además del palet de madera, al que solemos estar más habituados, existen otros materiales como el plástico y el metal. En estos materiales se buscan ventajas como una mayor resistencia a las plagas o mayor dureza y resistencia, frente al astillamiento que los palets de madera suele sufrir por el uso.

2.- Diferentes modalidades de envío

En el transporte de palets hay muchas maneras de enviar un mismo palet. En primer lugar debemos saber si queremos mandar el palet de manera individual o si queremos enviarlo junto a otros, ya sea en un grupaje o una carga completa. Para ello deberemos jugar con la prisa que corra el envío y, por tanto, con la cantidad de tiempo que tenemos para poderle unir con otros pedidos y hacer un envío con un coste más eficiente por tonelada transportada.

Respecto a la velocidad de tránsito, las empresas especializadas en la distribución de mercancía paletizada cada vez están acortando más los tránsitos. Si hasta hace poco el modelo estándar en España era la entrega exprés en 24 horas y la económica en 48 horas, redes como la nuestra (Palibex) están innovando y ofreciendo horarios más ambiciosos, como el servicio a.m. (entrega antes de las 12 de la mañana del día siguiente) y el servicio 10:00 (antes de las 10), acercándonos cada vez más a los tiempos de la paquetería urgente. Conocer estas posibilidades puede ayudarte a repensar tu transporte de palets y a destacar respecto a tu competencia.

3.- Cómo preparar correctamente los palets

Aunque ya hayamos hablado de cómo enviarlos, antes de llegar hasta ese punto hemos debido prepararlos previamente. Esto no consiste únicamente en poner la mercancía sobre el palet, sino en asegurarnos de que lo hacemos de la mejor manera para la seguridad y la integridad de la mercancía.

Son aspectos elementales del transporte de palets, pero que se incumplen en un número demasiado grande de veces. Entre estos consejos básicos para la preparación de un palet está colocar la mercancía más pesada y voluminosa en la base e ir colocando lo más pequeño y ligero a medida que vamos construyendo filas. Sin olvidar el uso de elementos adicionales de fijación y sujeción, como plástico retráctil, cantoneras para palets, etc.

Entre un 25% y un 45% de los accidentes del transporte de mercancías tienen su origen en una estiba de las cargas deficitaria

4.- La importancia de la estiba

Ni siquiera cuando hemos terminado de asegurar el palet podemos decir que hemos terminado nuestra tarea. El cargador de la mercancía también tiene responsabilidad durante su estiba -es decir, su emplazamiento en los vehículos-. Algo muy relevante a la vista de que entre un 25% y un 45% de los accidentes del transporte de mercancías tienen su origen en una estiba de las cargas deficitaria.

La nueva reglamentación sobre la estiba pone como objetivo comprobar cada año el 5% de los vehículos matriculados en España, haciendo más hincapié en la importancia de la estiba y armonizando su legislación respecto a Europa. Las consecuencias de una mala estiba pueden ser muy peligrosas y, dependiendo del caso, la responsabilidad legal puede pertenecer al transportista, al expedidor o al cargador.

5.- Pools de palets

Usar palets que nunca vuelven supone un gasto adicional que, especialmente a partir de ciertas cantidades, puede llegar a ser importante. A esto hay que unir la compra, almacenamiento y mantenimiento de palets a la espera de ser usados. Si esta parte de tus procesos se te está atragantando tal vez sea hora de que recurras a un pool de palets, si aún no lo estás haciendo.

Las empresas que ofrecen pools de palets se encargan de recoger los palets enviados una vez han sido utilizados y, a la vez, suministran palets para trabajar y realizar envíos. Se pueden contratar diversos tipos y calidades de palets y pueden facilitar mucho la vida y mejorar los costos (ya que cada palet enviado que no se recupera es un gasto puro, sin beneficio alguno).

6.- Se pueden arreglar

Otra forma de optimizar costes es el arreglo de los palets que han sido dañados pero que aún resultan recuperables. Los palets de madera tienden a astillarse, pero también son los que resulta más sencillo y económico arreglar, mientras que los de plástico y hierro son muchos más complicados de volver a reutilizar una vez han sufrido daños. El primer tablón de madera roto no tiene por qué ser el final de la vida útil de tus palets.

7.- Su principal función no es hacer de muebles (es mover la economía)

Si uno busca “palets” en internet posiblemente encuentre entre los primeros resultados algún tutorial para hacer muebles con ellos. Sofás, mesas, sillas, cajones, mesillas… Prácticamente una casa entera que se puede hacer a base de palets.

Y aunque nos encanta ver cómo se ha popularizado esta pequeña parte de nuestro mundillo, introduciéndose en miles de casas a lo largo del planeta, también queremos aprovecharlo para reivindicar la importancia del mundo de la logística y de la cadena de suministro. A través de todos estos palés, paquetes y contenedores que cruzan cada día nuestras carreteras, muelles y aeropuertos, los operadores logísticos logramos facilitar la actividad económica y acercar a las personas y a las empresas de todo el mundo.

Seguir estos sencillos pasos te ahorrará muchos problemas y podrá suponer una notable mejora si utilizas el transporte de palets para tus envíos.

Fuente: TRANSGESA


Formación en logística: 3 formas de evitar errores

By: Guido Secco
Ene.20, 2019
0

La formación en logística es una de las maneras de evitar algunos de los inconvenientes que pueden afectar al curso normal de las operaciones de la cadena de suministro. Los problemas de envío son uno de ellos y, aunque es prácticamente imposible prevenirlos todos, sí que se puede evitar la mayoría de ellos cuando se cuenta con la visión y el conocimiento adecuados.

En las siguientes líneas repasaremos cinco de los problemas más comunes relacionados con el envío y cómo la formación en logística puede contribuir a evitarlos.

Fallos que evita la formación en logística

  1. Embalaje incorrecto. Un embalaje adecuado es la clave para la entrega segura de los productos. Cuando se envía la mercancía hay que asegurarse de que llega de manera segura. Si bien el manejo cuidadoso es importante para prevenir artículos dañados, los problemas de envío pueden ocurrir si el proceso de empaquetado no sea lleva a cabo de forma correcta. En este caso, la formación en logística es clave, ya que ayuda a:
    1. Aplicar las prácticas más seguras para evitar problemas de envío, como artículos dañados.
    2. Evitar rellenar las cajas demasiado, apretando los artículos en un paquete puede dañar o distorsionar los materiales.
    3. Tener en cuenta que, los productos que están empaquetados de forma demasiado flexible pueden cambiar de distribución y dañarse de todos modos.
    4. Considerar el refuerzo del paquete para ciertos artículos con formas irregulares.
  2. Mercancía errónea o no disponible Con un flujo de tráfico grande de productos a los clientes, especialmente en momentos de pico durante el año, inevitablemente se cometen errores. A los fallos humanos hay que sumar otros, como los causados por un sitio web que gestiona incorrectamente las órdenes de compra, por ejemplo. No importa cuál sea la causa, cuando un cliente no recibe el artículo que compró, su satisfacción desciende bruscamente y esto puede suceder por diversos motivos:
    1. Que un artículo esté agotado y el sitio web no lo refleje.
    2. Que el cliente reciba un artículo incorrecto.
    3. Que, al devolver un producto, sea imposible entregar el nuevo que solicita el cliente a cambio.

La formación en logística previene este tipo de situaciones al entender la importancia de mantener el sitio web actualizado, para que los clientes siempre obtengan exactamente lo que esperan.

3. Retrasos en el envío. A veces hay circunstancias que impiden la llegada puntual de un paquete al cliente. Se trata de un factor habitual de descontento en los consumidores, que podría evitarse. La experiencia permite a los responsables de la cadena de suministro conocer que, las condiciones meteorológicas pueden causar retrasos o que las fechas de entrega fijadas alrededor de un día festivo reconocido a nivel nacional pueden presentar problemas. Pero, quienes se han preparado con una buena formación en logística saben lo importante que es emplear los medios a su alcance para programar específicamente las entregas y monitorizar su progreso. Esta planificación podría aliviar cualquier retraso y el seguimiento permitiría reaccionar a tiempo aportando una solución a los problemas que pudieran presentarse.

En el día a día de las operaciones de la cadena de suministro se presentan muchos más inconvenientes que afectan a las entregas. La formación en logística es la clave para poder solucionarlos antes de que se produzcan o, al menos, minimizar sus consecuencias negativas para la empresa y sus clientes.

Fuente: Retos en Supply Chain EAE Business School


Tipos de Inventarios

By: Guido Secco
Ene.10, 2019
0

Por Daniel La Rosa Seminario – Supply Chain and Operations Specialist

Existen diferentes clasificaciones, a continuación se citan algunos de ellos:

Clasificación de inventarios según su forma

• Inventario de Materias Primas: Lo conforman todos los materiales con los que se elaboran los productos, pero que todavía no han recibido procesamiento.

• Inventario de Productos en Proceso de Fabricación: Lo integran todos aquellos bienes adquiridos por las empresas manufactureras o industriales, los cuales se encuentran en proceso de manufactura. Su cuantificación se hace por la cantidad de materiales, mano de obra y gastos de fabricación, aplicables a la fecha de cierre.

• Inventario de Productos Terminados: Son todos aquellos bienes adquiridos por las empresas manufactureras o industriales, los cuales son transformados para ser vendidos como productos elaborados.

Existe un tipo de inventario complementario, según su forma, que no es comúnmente citado en la literatura:

• Inventario de Suministros de Fábrica: Son los materiales con los que se elaboran los productos, pero que no pueden ser cuantificados de una manera exacta (Pintura, lija, clavos, lubricantes, etc.).

Adicionalmente, en las empresas comerciales se tiene:

• Inventario de Mercancías: Lo constituyen todos aquellos bienes que le pertenecen a la empresa bien sea comercial o mercantil, los cuales los compran para luego venderlos sin ser modificados. En esta Cuenta se mostrarán todas las mercancías disponibles para la Venta. Las que tengan otras características y estén sujetas a condiciones particulares se deben mostrar en cuentas separadas, tales como las mercancías en camino (las que han sido compradas y no recibidas aún), las mercancías dadas en consignación o las mercancías pignoradas (aquellas que son propiedad de la empresa pero que han sido dadas a terceros en garantía de valor que ya ha sido recibido en efectivo u otros bienes).

Clasificación de inventarios según su función

• Inventario de seguridad o de reserva, es el que se mantiene para compensar los riesgos de paros no planeados de la producción o incrementos inesperados en la demanda de los clientes.

• Inventario de desacoplamiento, es el que se requiere entre dos procesos u operaciones adyacentes cuyas tasas de producción no pueden sincronizarse; esto permite que cada proceso funcione como se planea.

• Inventario en tránsito, está constituido por materiales que avanzan en la cadena de valor. Estos materiales son artículos que se han pedido pero no se han recibido todavía.

• Inventario de ciclo, resulta cuando la cantidad de unidades compradas (o producidas) con el fin de reducir los costos por unidad de compra (o incrementar la eficiencia de la producción) es mayor que las necesidades inmediatas de la empresa.

• Inventario de previsión o estacional se acumula cuando una empresa produce más de los requerimientos inmediatos durante los periodos de demanda baja para satisfacer las de demanda alta. Con frecuencia, este se acumula cuando la demanda es estacional.

Clasificación de inventarios desde el punto de vista logístico

• En ductos: estos son los inventarios en tránsito entre los niveles del canal de suministros. Los inventarios de trabajo en proceso, en las operaciones de manufactura, pueden considerarse como inventario en ductos.

• Existencias para especulación: las materias primas, como cobre, oro y plata se compran tanto para especular con el precio como para satisfacer los requerimientos de la operación y cuando los inventarios se establecen con anticipación a las ventas estacionales o de temporada.

• Existencias de naturaleza regular o cíclica: estos son los inventarios necesarios para satisfacer la demanda promedio durante el tiempo entre reaprovisionamientos sucesivos.

• Existencias de seguridad: el inventario que puede crearse como protección contra la variabilidad en la demanda de existencias y el tiempo total de reaprovisionamiento.

• Existencias obsoletas, muertas o perdidas: cuando se mantiene por mucho tiempo, se deteriora, caduca, se pierde o es robado.


8 CARACTERÍSTICAS DE LOS MEJORES OPERADORES LOGÍSTICOS

By: Guido Secco
Ene.10, 2019
0

Siempre es complicado determinar quiénes son los mejores en cualquier aspecto de la vida o del mundo empresarial. Sin embargo, a menudo resulta más sencillo buscar cuáles son las características comunes que comparten los mejores de los diferentes campos, los requisitos indispensables para estar entre lo más selecto de su especialidad. Así sucede también en la logística. Pero, siendo un campo tan amplio, con tantas actividades y procesos que requieren talentos tan distintos, ¿cuáles son estas características comunes? Más allá de entregar el producto justo en el lugar y en el momento exacto, vamos a analizar algunos de estos requisitos para los mejores operadores logísticos.

Características de los mejores operadores logísticos

1.- Sostenibilidad

En el mundo de la logística, la sostenibilidad nos habla de la forma en la que las empresas se relacionan con el medio ambiente. Lejos de ser una cuestión meramente decorativa, los mejores operadores logísticos están potenciando el cuidado del planeta a través de sus procesos. Y el interés de los clientes por estos temas también les invita a seguir trabajando en ello.

Esta preocupación explica la creciente implantación de vehículos menos contaminantes, el desarrollo de nuevos combustibles, la implantación de legislaciones más ambiciosas y la preocupación por racionalizar rutas y conseguir evitar consumos innecesarios de combustible. Además, esta filosofía verde a menudo va acompañada de una depuración de los procesos, lo que repercute en introducir una filosofía de excelencia a lo largo de toda la compañía.

2.- Excelencia en los procesos

“Una gran cadena de suministro se mueve como una bailarina en una noche de estreno; técnica precisa, profesionalismo implacable e infinitas horas de preparación se unen a la perfección para parecer que se realiza sin esfuerzo”. Esta cita de Chole Demrovsky, directora ejecutiva de Disaster Recovery Institute, resume a la perfección el día a día de un operador logístico. Todo un trabajo para que el resultado final parezca limitarse, aparentemente, a la falta de incidencias. Pero esa fluidez en los procesos es lo que permite la optimización, la mejora del servicio y, en última instancia, marcar la diferencia para el cliente.

3.- Integración

Un operador logístico debe funcionar como un todo homogéneo, en el que sus partes se encuentran interconectadas y comunicadas. Esto es importante en diversos ámbitos. El primero, el de la información, ya que compartir una información única y fiable permite a todas las partes trabajar con una base común. Esto es cada vez más importante debido a las demandas de los clientes y a las posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos. Compartir datos válidos y en tiempo real con cualquier parte del mundo es ya una obligación.

Otro ámbito es el de los procesos; evitar que los departamentos sean lugares estancos, en los que no fluya el trabajo de uno a otro. El apartado comercial, la recepción de órdenes de trabajo, la preparación de pedidos en almacén, la distribución, la atención al cliente… Todos ellos deben estar integrados para dar una respuesta de calidad a las demandas del cliente, sin que los procesos se estanquen al pasar de uno a otro.Un operador logístico de primer nivel no es un mero ejecutor

4.- Cumplimiento

Algo que puede parecer obvio, pero que precisamente por eso a veces se descuida. El cumplimiento comienza desde que cargador y transportista establecen las condiciones de servicio. Los mejores operadores logísticos se esforzarán en aclarar con el cliente cuáles son estas condiciones (costes, plazos, tipos de mercancía permitidos, condiciones de los seguros, horarios, posibles costes extra por servicios adicionales, etc.), luego se encargarán de comprobar su operativa o de adaptarla para que puedan cumplir esos servicios y finalmente, además de ejecutarlos, supervisarán que se está haciendo en las condiciones pactadas e informará de sus resultados al cliente.

5.- Agilidad

Posiblemente nos encontramos en uno de los momentos en los que la logística está viviendo más cambios. Con una velocidad frenética, están cambiando las formas en las que compran los clientes, los ciclos de vida de los productos, los tipos y el número de canales que usan las compañías, la reducción en los plazos de entrega y fabricación, además de la entrada de multitud de tecnologías (big data, machine learning, blockchain…). Los mejores operadores logísticos son aquellos cuya agilidad les permite responder a este entorno cambiante, en el que las respuestas mutan cada día porque las preguntas de los clientes también son diferentes.

6.- Planificación

Un operador logístico de primer nivel no es un mero ejecutor. No se limita a poner el “músculo” en el almacén, en la carretera o en el mar. Los operadores logísticos cada vez desarrollan más labores de planificación e incluso de diseño de la propia cadena de suministro junto a sus clientes. Predicciones de demanda, manejos de stocks, gestión de campañas, diseño de rutas, aplicación de envíos multimodales, todos los indicadores del almacén… Hay una infinidad de puntos en los que el operador logístico puede ir de la mano del cliente para configurar la mejor solución.

7.- Uso de los datos

Los operadores logísticos que más provecho logren sacar a sus datos conseguirán contar con una ventaja competitiva que podrán trasladar a sus clientes. Muchas de las tecnologías que quieren reinar en la cadena de suministro están muy relacionadas con los datos: los sensores RFID, la interconexión del internet de las cosas, la integridad de datos del blockchain, el análisis de grandes bancos de datos del big data, etc. A esto hay que sumarle un uso más “clásico” de los datos, como es la creación y supervisión de indicadores de desempeño a lo largo de toda nuestra cadena de suministro. Exprimir el jugo de los datos puede marcar el siglo XXI de la logística.

8.- Personalización

De nuevo, en la personalización podemos distinguir dos partes diferentes. En primer lugar podemos hablar de la personalización de los productos. En la actualidad, la tendencia de las empresas es ofrecer a los compradores cada vez más opciones de personalización del producto. Esto supone una presión adicional para las cadenas de suministro y, por tanto, para los operadores logísticos, ya que o bien se tiene que terminar de montar el producto final -con un plazo menor- o se exigen unos stocks más amplios en el número de referencias, pero tal vez más reducidos en la cantidad de cada una de ellas (a fin de no incrementar el coste total por la cantidad almacenada).

La otra vertiente de esta personalización está relacionada con la creación de trajes a medida logísticos. Los mejores operadores logísticos se ajustan como un guante a sus clientes y crean soluciones concretas para cada caso. Esa es otra de las formas de crear valor añadido, especialmente de cara a los clientes más exigentes.

Fuente: TRANSGESA