Bolsonaro da luz verde a fusión entre Boeing y Embraer

By: Guido Secco
Jan.11, 2019
0

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro , anunció que no vetará la fusión del fabricante nacional de aviones Embraer y el gigante estadounidense Boeing al considerar “preservados” los intereses de la nación.

Bolsonaro, que asumió el cargo el pasado 1 de enero, se reunió con varios representantes de su gabinete para discutir este acuerdo valorado en US$ 5,260 millones, y decidió darle luz verde, según la nota publicada por la Presidencia de la República.

“El presidente fue informado de que fueron evaluados minuciosamente los diversos escenarios y que la propuesta final preserva la soberanía y los intereses nacionales. En ese contexto, no será ejercido el poder de veto (golden share) al negocio”, afirma el comunicado.

El exmilitar tuiteó igualmente una foto de la reunión en su cuenta ratificando el anuncio. “Quedó claro que la soberanía y los intereses de la nación están preservados. La unión no se opone a la continuidad del proceso”, escribió.

Pocos minutos después, ambas empresas dieron la bienvenida al anuncio en un comunicado conjunto.

“Embraer y Boeing saludan la aprobación del gobierno de Brasil de la asociación estratégica que posicionará ambas compañías para acelerar el crecimiento en los mercados globales aeroespaciales”, indica la nota.

Las dos compañías explicaron que el próximo paso será la reunión del consejo de Embraer para ratificar la aprobación previa, lo que las dejará con los documentos de la operación listos para su firma.

La operación deberá recibir entonces el aval de los accionistas, de las autoridades de regulación, además de cumplir con otras condiciones competentes en este tipo de transacciones.

Embraer y Boeing esperan concluir la negociación a fines del 2019 si todos los pasos se cumplen sin atraso, indicó el comunicado conjunto.

Aviación civil

Las consideraciones generales del acuerdo establecen la manutención de todos los proyectos del área de defensa, la producción en Brasil de las aeronaves ya desarrolladas, así como la conservación de los empleos actuales en el país y la capacidad del cuerpo de ingenieros de Embraer, entre otros puntos, explicó un documento difundido por la asesoría de comunicación de la Presidencia.

La semana pasada, Bolsonaro se había dicho partidario, pero con reticencias, de la operación.

“Sería muy buena esa fusión, pero nosotros no podemos, como está en la última propuesta, (dejar) que de aquí a cinco años todo pueda ser transferido hacia el otro lado”, declaró el mandatario el pasado viernes, al ser consultado sobre el tema.

“Nuestra preocupación es esa, es nuestro patrimonio. Conocemos la necesidad de esa fusión”, pero existe el temor de que “la competitividad (de Embraer) acabe por perderse” con la operación, agregó.

Las declaraciones de la semana pasada impactaron los mercados, derrumbando las acciones ordinarias de Embraer 5.30% minutos antes del cierre de la Bolsa de Sao Paulo.

El acuerdo prevé que Boeing asuma el control de las actividades civiles de Embraer por US$ 4,200 millones, lo cual le permitirá controlar el 80% del capital del nuevo grupo. El 20% restante quedará en manos de la firma brasileña.

Eso le permitirá a la compañía estadounidense ofrecer aviones con capacidad de hasta 150 asientos, un mercado en el que no compite.

Según ambas empresas, el nuevo grupo será líder de la aviación comercial.

El negocio de aviones militares de Embraer fue excluido del acuerdo para vencer la oposición del gobierno brasileño a ceder un activo de seguridad nacional a una entidad extranjera.

Con un volumen de negocios de unos US$ 6,000 millones y 16,000 empleados, Embraer es una de las joyas industriales de Brasil, con una gama de aviones civiles, militares y también jets de negocios.

Con sede en Sao José dos Campos (Estado de Sao Paulo), fue privatizada en 1994, pero el gobierno brasileño conservó un poder de veto (golden share) que le permite frenar decisiones estratégicas si lo desea, cosa que le correspondería a Bolsonaro. 

Fuente: Diario Gestión


Boeing y Embraer ratifican alianza comercial

By: Guido Secco
Dec.18, 2018
0

El fabricante estadounidense de aviones Boeing y la brasileña Embraer anunciaron el lunes la ratificación de su alianza e indicaron que esperan el visto bueno del gobierno brasileño para formar un grupo líder de la aviación comercial valorado en 5.260 millones de dólares.

” Embraer y Boeing aprobaron las modalidades relacionadas con su asociación estratégica, que permitirá a ambas empresas acelerar el crecimiento en los mercados aeronáuticos mundiales”, indicaron las dos firmas en un comunicado conjunto.

El acuerdo prevé que Boeing asuma el control de las actividades civiles de Embraer por 4.200 millones de dólares, lo cual le permitirá controlar el 80% del capital del nuevo grupo. El 20% restante quedará en manos de la firma brasileña.

Los sectores de defensa y de aviación ejecutiva de Embraer quedan fuera del acuerdo, que fue alcanzado en julio.

“La asociación depende de la aprobación del gobierno brasileño, tras el cual las empresas deberán firmar el acuerdo” y sometida a la aprobación de sus respectivos accionistas y de las autoridades de regulación de la competencia en Brasil y Estados Unidos, prosigue el documento.

Embraer, con sede en Sao José dos Campos (Estado de Sao Paulo) fue privatizada en 1994, pero el estado brasileño conservó un poder de veto (golden share) sobre cuestiones estratégicas.

 

Fuente: Diario La República

 


Boeing lanza su primera fábrica de piezas para aviones en Europa

By: Guido Secco
Nov.19, 2018
0

La compañía aeronáutica americana Boeing ha lanzado su primera fábrica de piezas para aviones en Europa, concretamente en Sheffield (Reino Unido). La firma estadounidense ha realizado una inversión de 40 millones de libras (45 millones de euros) en una nueva fábrica de piezas para aviones de 6.200 metros cuadrados.

De hecho, la nueva sede de producción fabricará componentes de los sistemas de accionamiento para los aviones de pasajeros de los modelos 737 y 767 a partir de materias primas procedentes de directamente de Reino Unido y que posteriormente se enviarán a Portland (Estados Unidos).

En realidad, Boeing Sheffield producirá más de 100 componentes diferentes de accionamiento de alta tecnología para el borde de salida de las alas de los modelos 737 y 767, con un equipo de 52 empleados, incluidos mecánicos e ingenieros experimentados y más de 20 aprendices.

La compañía contará con 13 proveedores, con sede en Reino Unido, para su expansión en el país. Entre ellos, Aeromet International, Maher, MetLase y Mettis Aerospace. Además, Boeing ha alcanzado ya los 2.200 empleados en todo Reino Unido.

Por otro lado, Boeing ha entregado su primer Converted Freighter 737-800 a la aerolínea West Atlantic Group en el mes de abril. Se trata del primer modelo de un total de cuatro aeronaves que recibirá la compañía aérea.


Air Europa encarga más aviones Dreamliners para larga distancia

By: Guido Secco
Nov.08, 2018
0

La compañía aérea Air Europa ha encargado más aviones del modelo Dreamliners para cubrir los trayectos de larga distancia hasta llegar a un total de 27 aeronaves, según anuncia la aerolínea del grupo Globalia. La fase de renovación de la flota comenzó en febrero de este año con la llegada de los dos primeros Boeing 787-9.

Además, la aerolínea española tiene previsto añadir cinco nuevos aviones Boeing 787-9 Dreamliners entre abril y diciembre del año 2019. El objetivo de la empresa es que las aeronaves restantes se añadan a la flota entre 2020 y 2021.

En lo que a prestaciones se refiere, los 787-9 tienen un interior confortable con un rendimiento medioambiental mejorado. De hecho, el nuevo aparato reduce un 20% las emisiones contaminantes y su impacto acústico es un 60% inferior al de otros aviones de su tamaño.

En realidad, el Boeing 787-9 es uno de los pocos aviones que dispone de conectividad Gate to Gate con la que se permite al pasajero conectarse a la WiFi en todas las fases del vuelo.

 


La guerra comercial pone en peligro el futuro de Boeing en China

By: Guido Secco
Nov.07, 2018
0

El futuro del fabricante de aviones estadounidense Boeing en China podría estar en peligro por la guerra comercial entre Pekín y Washington, una perspectiva que preocupa al sector reunido estos días en el mayor salón aeronáutico del gigante asiático.

Desde hace unos meses, la administración del presidente Donald Trump impone aranceles a US$ 250,000 millones de importaciones chinas anuales.

China, que ya aplica aranceles similares en represalia, podría ahora atacar a Boeing, una empresa estadounidense emblemática y la que más exporta.

En el salón de Zhuhai (sur), preocupa el futuro del fabricante, cuyas exportaciones a China representan el 20% del total.

Pero John Bruns, el presidente de Boeing China, aseguró el martes con una sonrisa que “confía” en que se reanude el “diálogo” entre Pekín y Washington “porque una industria aeronáutica sana interesa a ambos países”.

En privado, la preocupación es real porque la mayoría de compañías aéreas chinas que compran aviones a Boeing dependen del Estado, que podría tomar medidas de represalia.

Según Vinay Bhaskara, un analista de Airways Magazine, la sanciones podrían traducirse en la “anulación de pedidos, quizás de hasta un 30% o 40%, en favor de Airbus”, el competidor europeo de Boeing. “Hoy existe una posibilidad entre cuatro para que esto suceda”, dijo a la AFP.

La situación inquieta a la compañía de Chicago, que en 2017 anunció un macrocontrato para vender 300 aviones a China por 38.000 millones de dólares (33.000 millones de euros).

Pekín amenazó en abril con imponer un arancel adicional del 25% a uno de los modelos del Boeing 737 pero de momento no lo ha aplicado.

Además, según la agencia financiera Bloomberg, la compañía china Xiamen Airlines, que lleva más de 30 años comprando aviones Boeing, estaría negociando por primera vez con Airbus.

Richard Aboulafia, analista de Teal Group, una consultoría estadounidense especializada en el mercado aéreo, asegura que los problemas de Boeing serían “una muy buena noticia” para Airbus y apunta que eso podría ayudarle a “alcanzar su objetivo de producir 70 aviones mono pasillo al mes” del modelo A320.

Amenaza para la clase media
Boeing y Airbus compiten en el mercado chino, el segundo del mundo para los aviones, que en 2020 podría superar a Estados Unidos, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

En China, Boeing supera de momento a su rival, con 202 aviones entregados el año pasado contra 176. Pero las tensiones comerciales crecientes en Pekín y Washington podrían favorecer al fabricante europeo.

Por su parte el director de Airbus en China, Xu Gang, aseguró el martes en Zhuhai que “nadie sale vencedor de una guerra comercial”.

Según Xu, el conflicto genera incertidumbre y “muchos despidos” en las empresas privadas chinas y supone “una amenaza” para el poder adquisitivo de la clase media china, la principal clientela del transporte aéreo. “Tendrá un impacto negativo en el crecimiento del sector”, advirtió.

Pero incluso si Boeing pierde cuota de mercado en China, no está claro que Airbus tenga la capacidad suficiente para fabricar los aviones necesarios.

Richard Aboulafia apunta que Airbus ha aumentado su cadencia de producción en su planta de Tianjin (norte) y que las instituciones chinas disponen además de aviones prestados a compañías extranjeras que podrían recuperar en caso de que decidan boicotear a Boeing.

“Cuando terminen esos préstamos, los aviones podrán repatriarse. En resumen, si China deja de lado a Boeing y mezcla aviones de Airbus con esos de segunda mano podrá sobrevivir sin Boeing y mandar así un mensaje de firmeza a Trump”, asegura.

El mandatario estadounidense dijo la semana pasada que esperaba un “muy buen acuerdo” comercial con China antes de su reunión prevista en la cumbre del G20 con su homólogo chino Xi Jinping.

 

Fuente: Diario Gestión