¿Por qué es vital para las empresas la gestión de la cadena de suministro?

By: Guido Secco
Abr.15, 2019
0

Por: Rubén Palma

La cadena de suministro es un sistema capaz de gestionar todo el flujo de la información y los materiales, desde los proveedores hasta el usuario final. Esto es posible ya que abarca todas las actividades asociadas con el tráfico y transformación de bienes e información en todas sus etapas.

En definitiva, es una especie de red que une a proveedores y clientes mediante un sistema que garantiza que el producto realizado llega hasta el destinatario.

Nuevos retos, llega la SCM 4.0

 Si la aparición de internet hace algunas décadas permitió digitalizar parte de esta cadena, la aparición de nuevas tecnologías, en especial, la transformación digital y todo lo relacionado con las tecnologías 4.0 (big data, minado de datos, IA, análisis de datos, IIoT o Internet de las Cosas en entornos industriales, entre otras) está transformando en su totalidad la cadena de suministro.

Por ello, definimos la gestión de la cadena de suministro 4.0 o SCM 4.0 (del inglés, supply chain management) como la SCM 4.0 como la digitalización a través del uso intensivo de las tecnologías 4.0 y que permiten la redefinición de nuevos procesos totalmente disruptivos, aseguran el control de nuestras operaciones y optimizan la explotación de las mismas.

Para dar un paso en la integración de estas tecnologías las compañías deben ser capaces de pensar diferente y saber adaptar sus procesos, sus componentes en función de lo que demanda el mercado y las posibilidades que ofrece la SCM 4.0.

De esta forma, las compañías podrán controlar todas sus operaciones y optimizar su explotación. De ahí que las organizaciones busquen soluciones como la gestión de la cadena de suministro para reducir costos, mejorar los activos y aumentar la satisfacción de los clientes.

¿Qué ventajas consigue una correcta gestión de la SCM?

La característica básica de esta transformación es la interacción entre el mundo físico y virtual permitiendo que podamos identificar y gestionar los flujos de nuestra propia cadena.

La cadena de suministro engloba tres flujos que nombramos a continuación:

  • Flujos de producto/ servicio → Movimiento
  • Flujo financiero → Valoración
  • Flujo de información y datos → Estado

La gestión global de estos tres flujos nos permite mejorar y asegurar los siguientes factores:

  • Velocidad: nuevos enfoques para reducir tiempos de entrega, por ejemplo, la predicción de envíos
  • Flexibilidad: nuevos enfoques para explotar recursos y medios, un ejemplo recurrente es Uber que ha democratizado el transporte.
  • Personalización: saber adaptarse al cliente en función de sus gustos y necesidades. El envío de servicios personalizados de entrega, de recogida donde nos diga el cliente o similares, son sólo alguna de las posibilidades que tenemos para captar la atención de nuestros consumidores.
  • Precisión: monitorizar punto a punto y en tiempo real toda la cadena de suministro para anticiparse a cualquier incidencia, demanda o problema que pueda surgir, el denominado servicio predictivo o predictive service.
  • Eficiencia: uso eficiente de los recursos para realizar entregas inmediatas, con el consecuente ahorro de tiempo y dinero, además de una mayor satisfacción del cliente

¿Cómo podemos conseguir todos estos procesos?

La respuesta es muy fácil, siendo capaces de implantar y desplegar las siguientes tecnologías:

  • Robotización a través de cobots (robótica colaborativa) y RPA (robotics process automation)
  • IoT o Internet de las Cosas
  • Data lake o repositorio de almacenamiento
  • Analytics-Predictive/ Machine learning
  • Omnicanalidad
  • Web crawling
  • La cadena de bloques o el blockchain del famoso bitcoin que nos permite asegurar el cumplimiento de acuerdos entre 2 partes con la completa seguridad de que no revelaremos ningún tipo información confidencial entre las dos partes y sin la necesidad de contar con distribuidores.
  • Realidad virtual

Sin embargo, ser capaces de implantar todas estas tecnologías no es una tarea nada fácil ya que requiere de una estrategia de despliegue e implantación específica en función de nuestras necesidades y características.

¡No lo dudes y no dejes pasar el tiempo! Elige contratar los servicios de una empresa líder en transformación digital como Enzyme Group Advising que te lleve al siguiente nivel tecnológico y que sepa acercarte a la llegada del SCM 4.0.