Definiciones y funciones de los envases y embalajes

By: Jorge Choque
Jan.18, 2019
0

El envase se puede definir como el material destinado a contener un producto con la finalidad de preservar sus características iniciales y protegerlo frente a posibles alteraciones. Es también una herramienta de diferenciación y promoción del mismo.

El embalaje es el material empleado para proteger y conservar los productos, estén estos previamente envasados o no, durante durante las operaciones de manipulación, transporte y almacenamiento.

Ambos procesos, tanto el envasado como el embalado, son importantes en la toma de decisiones logísticas, llegando incluso en ocasiones a ser vitales en aspectos de planificación.

Funciones de los anvases

  • Contención del producto
  • Fraccionamiento de la mercancía
  • Conservación de las características iniciales
  • Protección del producto en la distribución y en los hogares
  • Diferenciación de la competencia
  • Formación de imagen de la empresa
  • Atracción al comprador
  • Facilitación del uso y consumo

Funciones de los embalajes

  • Empaquetamiento temporal de los productos envasados
  • Protección en el proceso de distribución
  • Simplificación de las operaciones de manipulación
  • Abaratamiento de las operaciones de distribución

Clasificación de los envases y embalajes

A pesar de tratarse de conceptos diferentes, a menudo se suelen utilizar indistintamente las palabras envase y embalaje como sinónimos, es decir, existen múltiples propiedades que afectan de igual forma a uno y otro, adoptándose entonces generalmente la palabra envase para referirse a ambos.

Criterios de clasificación

-Función

  • De expedición: tienen que proteger el producto y facilitar su transporte y venta.
  • De presentación y venta: por un lado deben atraer potenciales clientes y por otro impedir que el producto sufra alteración durante la distribución y consumo.
  • De conservación: para mantener las propiedades durante todo el proceso de distribución.

Destino final

  • Retornables
  • Desechables

Contacto con el producto

  • Primario: están en contacto directo. También llamado en ocasiones envoltura.
  • Secundario: contiene uno o varios envases primarios. También se llama envase colectivo.
  • Terciario: distribuye y unifica durante el proceso de transporte de envases secundarios (o paquetes) a lo largo de la cadena comercial.

Uso

  • De consumo: usado generalmente en el ámbito doméstico.
  • Industrial o comercial: utilizado en los diversos procesos industriales.

Forma

La variedad es muy elevada: cajas, barriles, bidones, botellas, frascos, botes, latas, estuches, etc.

Material que lo forma

  • De madera
  • De vidrio
  • De plástico
  • De metal
  • De papel y cartón

Fuente: Libro Logística Integral. Bereau Veritas Formación.


Países de Asia ingresaron al top 5 de principales destinos de exportación de Perú

By: Jorge Choque
Jan.18, 2019
0

Destacan China, Corea del Sur e India.

En el 2018, tres de los cinco principales destinos de las exportaciones peruanas fueron asiáticos, los cuales son China (primero), Corea del Sur (cuarto) e India (quinto), informó hoy el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

Precisó que Estados Unidos se mantiene como el segundo destino de las exportaciones peruanas y la Unión Europea ocupa el tercer lugar, con un crecimiento, a noviembre del 2018, de 15.6% y 11.2%, respectivamente.

El Mincetur explicó que el nuevo escenario es resultado del notable crecimiento de los envíos peruanos a los países asiáticos en los últimos ocho años.

“El crecimiento de las exportaciones a los países asiáticos está sustentado, principalmente, en los mayores envíos de minerales, pero también, a los envíos de productos no tradicionales, cuya participación aumentó de 8% en el año 2010 a 11% en 2018”, sostuvo.

China

China es el principal socio comercial del Perú y el principal destino de las exportaciones. Entre enero y noviembre de 2018, los envíos peruanos al gigante asiático crecieron 15%, alcanzando los 12,147 millones de dólares y marcando un récord histórico.

Este resultado fue impulsado por los mayores envíos de cobre (18%), producto que explica el 72% del total exportado a China, como también, por la mayor venta de productos no tradicionales, entre ellos: palta (118%), pota (43%), tara en polvo (24%), uva (21%) y tops de alpaca (8%), que en conjunto representaron el 60% de las ventas del rubro no tradicional.

Los bienes no tradicionales sustentaron el 4% del total exportado. “El reto de las exportaciones peruanas es aumentar la participación de los productos no tradicionales en este gran mercado”, indicó el Mincetur.

China es actualmente el principal destino de los tops de alpaca y tara en polvo; segundo de la pota después de España; y sexto de la palta peruana.

Corea del Sur

Entre enero y noviembre de 2018, las exportaciones a Corea del Sur crecieron 23%, alcanzando los 2,266 millones de dólares, marcando un nuevo récord y posicionándose como el cuarto destino de las exportaciones del país.

El crecimiento fue explicado por los mayores envíos de gas natural (721%), así como también de las mayores ventas de productos no tradicionales, destacando los despachos de pota (136%), mango (103%), castañas (82%) y banana (62%). Los envíos no tradicionales sustentaron el 13% del total exportado a este mercado.

Corea es el primer destino de las castañas, tercero de la pota y cuarto de la banana peruana.

India y Japón

El Mincetur destacó que otro de los destinos asiáticos que se posicionó en el top 5 de las exportaciones peruanas es la India.

Así, a noviembre de 2018, las exportaciones peruanas a este país alcanzaron los 2,172 millones de dólares (26%), marcando un nuevo récord y ubicando a la India en el quinto destino más importante.

El crecimiento fue impulsado, principalmente, por los mayores envíos de oro (69%), que explica el 90% del total exportado a ese país. En el rubro no tradicional, destacaron los envíos de cacao (124%) y fibra acrílica (115%).

Cabe destacar también el favorable desarrollo de las exportaciones peruanas a Japón, que se ubica como sexto país de destino de las mismas.

En el citado período, las exportaciones a Japón crecieron 20.5%, totalizando 1,983 millones de dólares.

Japón es el segundo destino del espárrago congelado después de Estados Unidos con una importante participación del 34% y reflejando un crecimiento del 35% en comparación al 2017.

Fuente: Andina


Establecen estándares de calidad para el arándano, granadilla y sacha inchi

By: Jorge Choque
Jan.18, 2019
0

También para los granos andinos, precisó Inacal.

El Instituto Nacional de Calidad (Inacal) informó hoy que estableció nuevos estándares de calidad para la producción de granadilla, arándanos, sacha inchi y granos andinos.

El organismo, adscrito al Ministerio de la Producción, aprobó Normas Técnicas Peruanas (NTP) sobre fertilizantes, organizaciones educativas, granadilla, contenedores de carga, tecnología de la información y otros.

Las normas aprobadas se refieren también a los sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos; leguminosas; envase y embalaje; azúcar; alimentos cocidos de reconstitución instantánea; muebles; panadería, pastelería y galletería, bizcochos; explosivos y accesorios de voladura; fertilizantes; plaguicidas; señalización para accesibilidad universal en edificaciones; granos andinos; arándanos; sacha inchi y café.

Inacal explicó que las Normas Técnicas Peruanas son documentos que establecen especificaciones para la estandarización de los productos, procesos y servicios y que permiten que estos sean de calidad. Su aplicación es de carácter voluntario.

Estos documentos son elaborados por profesionales que conforman los Comités Técnicos de Normalización (CTN) que están integrados por representantes del sector privado, entidades públicas, y la academia.

Estos productos son cultivados en diferentes regiones de nuestro país, y las normas técnicas peruanas o los estándares de calidad están disponibles para las regiones que alberga el Perú.

Fuente: Andina


Logística inversa

By: Jorge Choque
Jan.17, 2019
0

La cadena logística o la gestión del flujo de los productos no acaba cuando el producto terminado, la materia prima o el insumo llega al cliente. La gestión del flujo de los productos sigue en curso, pero esta vez en sentido contrario, es decir, cuando el producto es devuelto por el propio cliente al suministrador o regresa obligatoriamente a su origen. Ha esta gestión del flujo se le conoce como logística inversa.

La logística inversa contempla dos etapas importantes, la logística de devoluciones y la logística de recuperación. La primera es cuando los productos son devueltos ya que no satisfacen las necesidades del cliente, han sido entregadas erróneamente o los productos han llegado con fallas, entre otros motivos, por lo que se debe gestionar el flujo de regreso de los productos al fabricante o canal de venta.

La logística del retorno a su vez se puede clasificarse en deseada y no deseada. En la no deseada están los productos que son rechazados y devueltos por el consumidor final, debido a que el producto llegó defectuoso (ocasionado en su fabricación o durante su distribución), hubo un cambio en la opinión de compra, se dio una falla en la entrega del producto a raíz de un pedido inexacto o a un despacho erróneo, etc.

Se dice que es no deseada porque el retorno de los productos supone pérdidas de venta.

En el caso de la logística inversa deseada, se trata del retorno de productos o materiales necesarios para satisfacer las necesidades del cliente final, como envases, embalajes y residuos, excesos de inventario, productos obsoletos, etc.

En ambos casos, tanto en la logística deseada como no deseada, el objetivo de la logística inversa es gestionar eficientemente el flujo de retorno de los productos y materiales desde el consumidor hasta su origen, al menor costo posible, para ser reprocesados, reciclados, reutilizados, destruidos y/o revalorizados.

Logística de recuperación

De otro lado, la logística de recuperación (como parte de la logística inversa) contempla los sistemas de retorno para recuperar los productos fuera de uso. En esta gestión se dan procesos de reparación y/o restauración, refabricación, recuperación, reciclado o destrucción, usando correctamente todos sus recursos disponibles.

De ello se desprende que la logística inversa no solo incluye el transporte del producto usado desde el usuario hasta el productor o hasta el distribuidor, sino también la transformación de los productos recuperados en productos nuevamente utilizables, reciclados o, en último caso, dispuestos a un vertedero.

Por ejemplo, de acuerdo con Rubén Patricio Gajardo, Ing. (APN) Chile, indica que cuando un producto que no ha utilizado es devuelto a una empresa, se puede revender a otro consumidor o introducir en nuevos mercados. Si el producto no se puede vender tal como está, la empresa puede aumentar su precio de venta mediante la reparación, restauración o remanufactura.

El problema del retorno

Uno de los indicadores que hacen crítica la logística inversa es el costo que supone su gestión, ya que los costos de transporte y manipulación son considerablemente más altos en la logística inversa debido a la gran cantidad de puntos de recolección y a la disparidad de envases y embalajes que impide un uso eficiente de los recursos.

La logística inversa viene despertando gran preocupación en el mundo del comercio minorista debido a las pérdidas de ventas que supone y a los costos que representa la gestión del transporte y manipulación que, como se ha dicho, pueden ser mayores que durante el flujo directo. En el comercio electrónico es ya una realidad con el cual batallan gigantes como Amazon.

Por ejemplo, en ecommerce la tasa de productos devueltos es del 20% y en el periodo post navideño llega al 50% de las ventas. En moda se devuelve cerca del 30% de las prendas que se ha comprado online. Esto tiene importantes costes para las empresas de ecommerce. La devolución, por ejemplo, «supone el doble de coste en transporte que una entrega, ya que el proceso logístico se repite, pero a la inversa» (por eso se denomina «logística inversa»), explica Ana García de Madariaga, socia responsable de servicios digitales de la consultora KPMG. .

«El recargo económico que conllevan las devoluciones, el transporte de recogida, el almacenamiento y el trabajo necesario para volver a preparar el producto y que salga otra vez a la venta es una de las mayores preocupaciones para las grandes cadenas dado el impacto en el margen que las devoluciones generan», señala la experta.

Una parte del gran problema de las devoluciones tiene que ver con la naturaleza de los productos y su posibilidad de recuperación para su reutilización. La ropa, el calzado, los complementos y los artículos deportivos son los artículos que más se devuelven. El problema viene con otras categorías, como los productos tecnológicos, que difícilmente se pueden sacar a la venta como nuevos.

Hoy en día, las devoluciones como parte de la logística inversa se ha vuelto un elemento importante dentro de la propuesta de valor de las empresas para mejorar la experiencia de compra de sus clientes, incluso con devoluciones gratuitas; sin embargo, y aunque aún no está extendido con la misma magnitud en todos los países del mundo, ya ha empezado a dar dolores de cabeza a grandes minoristas, que han empezado a sancionar a los clientes que devuelven más productos de los que compran, a los que abusan del generoso servicio de devoluciones.


Exportadores plantean que el gobierno revise con urgencia esquema del drawback

By: Jorge Choque
Jan.17, 2019
0

Socios de ADEX consideran que, tras 23 años de aplicación, el drawback debe adecuarse a la realidad exportadora del Perú.

Desde 1 de enero de este año la tasa de devolución del drawback a los exportadores de productos no tradicionales se redujo de 4% a 3%. Ante esta situación, el equipo de la lista TodosJuntosporAdex, conformada por socios de la Asociación de Exportadores (ADEX) que postulan al Consejo Ejecutivo del gremio, plantearon la necesidad de que el Gobierno revise el actual esquema de este mecanismo promotor de exportaciones.

Eduardo Amorrortu, líder del equipo que postula a la presidencia de ADEX, afirmó que luego de 23 años de aplicación, es necesario que el Estado junto con el sector privado reevalúen el esquema para adecuarlo a la realidad exportadora del país.

“Primero debemos evaluar si el esquema tal como está hoy en día cumple con su función de promover y hacer más competitivos los productos que exportamos. Luego se debería de fijar la tasa adecuada para generar el interés y compensación adecuada a los pequeños exportadores que es a quien debe de enfocarse esta herramienta y así más exportadores puedan acceder al drawback”, afirmó.

Amorrortu destacó que el drawback no es un subsidio del Estado, sino un mecanismo que evita la exportación de impuestos, pues evita que los derechos arancelarios de los productos importados para confeccionar otro producto a exportar, incremente su costo y su precio final, afectando así su competitividad.

Por otro lado, el drawback se ha constituido como un instrumento de formalización ya que solamente las empresas formalmente constituidas y con un orden contable impecable pueden acceder a las exigencias requeridas para la restitución de derechos arancelarios.

El empresario precisó que, en países como Chile y El Salvador, entre otros. ya se hicieron cambios en sus esquemas de drawback y pasaron de un sistema simplificado donde se beneficia cualquier exportador que importa un insumo para su producto, que es el que funciona en el Perú, a uno más exacto, que devuelve lo efectivamente pagado por los exportadores por concepto de aranceles a insumos importados además de los “costos inapropiados” que se generan por la falta de infraestructura y seguridad en sus entornos.

“Se tiene que definir cuál es el esquema que más se adecua a la realidad peruana, pero eso no será posible si es que el Estado y el sector privado no inician un dialogo franco y abierto para determinarlo. Así lograremos consolidar las exportaciones no tradicionales que son las que más empleo formal generan”, puntualizó.