Confiep muestra preocupación por concesión de puerto Salaverry

En una carta dirigida al presidente Martín Vizcarra, la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) expresó su preocupación por el manejo de la licitación del puerto de Salaverry.

El documento lleva la firma de Roque Benavides, presidente del gremio, e ingresó al despacho presidencial el pasado 27 de abril.

“Pese a nuestras constantes manifestaciones de preocupación, las condiciones bajo las cuales se viene desarrollando el proceso de otorgamiento en concesión del Terminal Portuario Salaverry no van en la línea del desarrollo de los potenciales de la región La Libertad, sino que tienden a convertir este puerto en una instalación netamente minera y deja el futuro de nuestra región a la voluntad y conveniencia del concesionario”, dice.

La Confiep argumenta que en las bases y el primer proyecto de contrato de la concesión, la ejecución de inversiones y obras para la atención de carga de contenedores se considera como “no obligatoria” sino que “se convierte en un factor de desempate entre los competidores”.

Sumado a ello, Confiep advierte que en la última versión del Proyecto de Contrato de Concesión se dispone que una inversión complementaria (como lo sería la carga de contenedores) no permite acceder a una revisión de tarifas.

Es decir, desincentivan a que el postor pueda considerar dentro de su propuesta la construcción de carga de contenedores.

Al no haber esto, el puerto no podría recibir carga de la agroexportación y, a largo plazo, advierten que atendería carga minera.

José Cabrera, vocero del Frente de Defensa del Puerto de Salaverry, advirtió que estos hechos fueron manifestados por los liberteños desde el inicio de la licitación.

“El futuro contrato tiene una serie de candados para que el otro competidor no pueda competir”, recalcó. Actualmente hay dos competidores en el proceso, la empresa de capitales turcos Notable Category S.A. y Tramarsa, que pertenece al Grupo Romero.