Automatización de procesos logísticos: Oportunidades mediante SaaS a bajos costos

por: Denis Gonzalez Vasquez – Account Manager WMS en Altanet

Según un estudio realizado por Semana Económica en el 2013, el 10% de las empresas grandes (facturación mayor a US$10 millones) en el Perú tienen procesos logísticos parcialmente o totalmente automatizados. Esto debido a que poseen el respaldo financiero para solventar los altos costos que, en algunos casos, representa la automatización de sus operaciones logísticas. El estudio también muestra que mientras más grandes las empresas, estas tienden a ser más automatizadas. Esto se puede interpretar como la creación de una cultura donde se busca la eficiencia constantemente y el evitar la dependencia de empleados claves en puestos que no lo requieren.  Un ejemplo claro son las empresas transnacionales que por lo general tienen más sistemas automatizados que las empresas medianas locales.

Sin embargo, la rapidez como se mueve el mercado en la actualidad exige a estas medianas empresas agilizar sus operaciones logísticas para poder satisfacer a sus clientes a tiempo y sin problemas. Además, las empresas medianas y pequeñas se ven en desventaja para poder competir con empresas más grandes y eficientes que ellos. La brecha se hace más grande y se refleja claramente en las operaciones logísticas. Los almacenes que manejan el inventario de todos los productos y los movimientos de estos, ya sea de ingreso, de salida o dentro del mismo almacén, requieren una estructura, orden, distribución y ubicación adecuada según el tipo de producto y sus variables.

Este mismo estudio de Semana Económica indica que, en el año 2013 el 50% de sus encuestados hacía uso de sistemas como el Excel para manejar sus operaciones dentro del almacén. Sin embargo, a medida que se incrementen los pedidos, las empresas requieren un sistema automatizado que les permita mantener e incrementar su nivel de servicio. Ello se puede evidenciar en la gráfica tomada de la encuesta donde se observa que mientras más pedidos se tengan mayor es la tendencia a automatizar las operaciones logísticas.

Esto es bastante obvio. Mientras más trabajo tienes, hay más necesidad de tener procesos claros y automáticos. Los sistemas que automatizan generan ahorros en tiempo, facilitan tareas transaccionales como emails y reportes, general transparencia en la organización y con los clientes, obligan a un standard, ahorran costos y se acaban convirtiendo en herramientas de servicio al cliente y retención.

Frente a esta situación donde las empresas medianas no pueden automatizar sus operaciones en el almacén debido a los altos costos que representan, surge la alternativa del software como servicio (SaaS, por sus siglas en ingles). La modalidad SaaS es un modelo de comercialización de software donde toda la operación del sistema ocurre en la nube vía el Internet.

Esto significa que las empresas ya no se tienen que encargar – y preocupar- de comprar, construir y mantener una infraestructura de TI para operar sus sistemas. Se eliminan retos de compatibilidad de hardware, se acelera mucho el proceso de implementación mientras se reduce drásticamente el tiempo de puesta en marcha, no requiere inversión en hardware y licencias ni contratos prolongados dando mucha flexibilidad a los clientes. Los servicios son cobrados en forma variable, dependiendo de un factor a definirse (Ejemplo: nivel de funcionalidad, uso del sistema, nivel de servicio deseado, etc.) De esta manera los costos por este tipo de modalidad son muy bajos.

En diferentes industrias, el modelo SaaS ha tenido un impacto muy profundo y ha creado un nuevo paradigma. Algunas empresas mundialmente famosas que utilizan el modelo de negocios SaaS son IBM, Google y LinkedIn.

Sistemas como el WMS (Warehouse Management System), pueden ser utilizados desde la nube sin necesidad de implementar servidores físicos en la empresa. Otra ventaja de que este sistema se comercialice mediante SaaS es poder conocer los movimientos de los productos dentro del almacén a tiempo real y desde cualquier lugar del mundo ya que la información se encuentra disponible para el usuario en la red. Asimismo, contar con un sistema WMS desde la nube permite poder vincular de manera sencilla las operaciones que se realicen dentro del almacén con otros sistemas de la organización. Esto mediante interfaces, también hechas en la web, que permiten la trasferencia de datos de manera automática y en tiempo real.

Entonces, hoy en día cualquier empresa tiene la posibilidad de contar con un sistema automatizado para realizar sus operaciones logísticas sin necesidad de una inversión millonaria obteniendo muchas ventajas. Permitiéndole a la vez poder seguir siendo competitivo en un mercado que exige velocidad, costos bajos y calidad de servicio. Lo importante es vencer el temor al cambio e ir de la mano con las tendencias tecnológicas.