2018 acerca el ERP del futuro a la base del éxito empresarial

La edad promedio de una solución ERP en las organizaciones medianas es de más de siete años. Un montón de cambios pueden ocurrir en ese periodo, las empresas se expanden, nuevas tecnologías aparecen y se establecen nuevas normas, entre otros.

En los últimos siete años, mucho ha cambiado; las empresas invierten en investigación y desarrollo (en Infor hemos invertido más de 2,5 mil millones de dólares), con estas inversiones se han desarrollado las primeras aplicaciones específicas por mercado y en la nube. Aplicaciones con arquitectura dinámica, confiable, experiencias móviles, todo impulsado con ciencia de datos. No queremos decir que las versiones anteriores de software no cumplen con las necesidades de los clientes, sino que una actualización brinda muchos otros beneficios.

Las organizaciones exitosas deben pensar en tres pasos por delante para mantenerse competitivos. Las soluciones actuales son más funcionales, usables y escalables., pueden ayudar a que las empresas aprovechen la última tecnología y lograr mayores beneficios.

La falta de tecnología actualizada causa que las organizaciones pierdan oportunidades de mayor facturación y de ahorros. Sin soluciones actualizadas, resulta más difícil a las empresas compartir e integrar datos con los clientes, son empresas con las cuales es más difícil hacer negocios, y con mayores riesgos de falta de satisfacción de los clientes y del cumplimiento.

La escalabilidad se vuelve cada vez más importante a medida que la organización crece. Cuanto más nueva la solución, es más flexible y por lo tanto escalable. Estudios recientes de Aberdeen Group indican que los avances tecnológicos de los últimos 24 meses hace que una organización 2X tenga mayor probabilidad de adaptar su solución a los cambios del negocio y por lo tanto, aumentar la productividad y las funcionalidades.

Algunas de las conclusiones de Aberdeen Group para considerar:

  • Las organizaciones con la última versión del software ERP generalmente reportan una reducción del 13% en los costos operacionales.
  • Las organizaciones que implementan la última versión tienen un 70% mayor de posibilidad de compartir e integrar datos con la empresa extendida: socios, clientes y entes reguladores.
  • En un mundo cada vez más móvil, las empresas con la última versión de un ERP tienen un 67% más de posibilidades de poder accederlo a través de dispositivos móviles.
  • 53% de las organizaciones con la última versión utilizan las mejores prácticas de la solución ERP comparado con 47% que no.
    Si estas conclusiones no son suficientes para convencer de los beneficios de contar con un sistema ERP actual, se debe considerar lo siguiente: Los sistemas antiguos son más difíciles de soportar y de mantener. Esto significa menor eficiencia y mayor costos y riesgos.

Aunque siempre hay miedos de disrupción, cuando se realizan actualizaciones, es importante considerar que las soluciones actualizadas aumentan la adaptabilidad y usabilidad, aumentando la productividad. Además, el reemplazo total del ERP, en lugar de actualizar la solución existente, ya sea en la nube o en servidor propio, es muchas veces más disruptivo (y caro) a largo plazo.

A medida que llegan nuevas actualizaciones y nueva tecnología, la lucha de mantenerse por delante de la competencia del mercado se intensifica. Cuando las empresas hacen la actualización de sus soluciones ERP, logran una mayor integración de datos, colaboración, analytics y movilidad que le permite cumplir con sus necesidades.

Ninguna aplicación es tan crítica como el Sistema ERP. Actualicemos y sigamos con su uso.

 

Fuente: Mundo Logístico

Por Óscar Romero, director de Ventas para México y el Norte de América Latina-Infor.