Economía colaborativa para el delivery

La economía colaborativa es una de las tendencias del mundo que ya viene insertándose en los mercados del Perú. La App Quikmart es un aplicativo que está implementando este modelo que agiliza la logística de reparto y brinda otros beneficios.

En el Perú existen muchas aplicaciones que permiten conectar al comprador con una bodega para realizar sus pedidos o compras desde un móvil; entre ellos tenemos a Easy Market, Altoke, Diloo, Urbaner y Chaski. A nivel internacional las más conocidas son Instacart, Rappi, Glovo, Yoppers.

Sin embargo, a diferencia de estas, la App de Quimark lo que propone es un sistema distinto de delivery, basado en la economía colaborativa, es decir, que un repartidor independiente que está en la zona es asignado por el sistema del aplicativo para que vaya a la tienda, compre y luego lleve el pedido al consumidor.

Estos repartidores independientes son jóvenes que tienen una moto o una bicicleta y que desean ganar ingresos extra en su tiempo, por lo cual se les contrata; es algo parecido al modelo que utiliza Uber, comenta Bruno Jacobo, fundador de Quikmart.

Los jóvenes, a los que llaman “quikers”, hacen el reparto en una zona determinada y reciben como pago una comisión por cada entrega concretada.

“Los quikers pueden generar ingresos según las horas que laboren. Un quiker podría sacar desde S/200 por una labor puntual de horas a la semana hasta más de S/3.500 mensuales por una labor full time”, detalla para el diario El Comercio.

De esa forma, Quikmart busca ser rentable para el usuario, porque paga un mínimo por el delivery, y para la tienda, pues gana un nuevo canal de reparto sin tener que invertir en contratar repartidores, indica.

Las ganancias de Quikmart están en el cobro que hace por aparecer en una posición preferente en el catálogo en línea de productos que ofrecen en el App. Además tienen una ganancia por cada transacción realizada y una tarifa inicial que cobran a las bodegas por afiliarse al sistema, informa El Comercio.

Origen  

Quikmart es una App nacional que conecta tiendas con clientes y realiza el reparto de los pedidos tomados desde un smartphone. Empezó en octubre haciendo delivery en algunas bodegas de Barranco y Miraflores, luego pasó a San Isidro y ahora se está relanzando como intermediario de los clientes de Inkafarma que consuman menos de S/30.

Siguientes pasos

El lanzamiento de la plataforma lo están haciendo en el sistema Android, pero planean en enero tener una versión compatible con Apple.

En la primera prueba del aplicativo, en octubre, atendieron 100 pedidos con un tiempo de entrega de 20 minutos, pero se llegó a 300 personas que interactuaron con la App y 600 descargas.

En la actualidad se van a cubrir 600 pedidos por día con los 60 repartidores que poseen, pero tienen más de 2.000 interesados registrados en su web. Su objetivo es ir sumando repartidores para ampliar las zonas de reparto y en el corto plazo (seis meses) esperan llegar a los 12 distritos de Lima Moderna.

En el verano lanzarán el servicio en Punta Hermosa e incluirán también el reparto de comida rápida y la opción de pagar con tarjeta. Esta operación la vienen coordinando con los encargados del desarrollo social del citado municipio, pues lo ven como una importante alternativa laboral para los jóvenes de la zona.