Huracanes del Caribe favorecen a navieros petroleros en la ruta Asia- America

Con Asia transformándose en un importante proveedor de hidrocarburos refinados para el continente americano a raíz del huracán Harvey, los patrones de mercado han comenzado a modificarse, impulsando al alza las tarifas de fletes de las naves que transportan estos productos, señalaron actores del mercado, según un reporte de Platts.

En medio del ajuste de la producción originada en EE. UU., han aumentado perceptiblemente los contratos para transportar gasolina y jet oil desde el norte de Asia y desde Singapur a Sudamérica y a la Costa Oeste de México y de EE. UU.

“La totalidad de Sudamérica y la Costa Oeste de México contará con suministros originados aquí y el mercado es muy optimista para los buques tanque MR”, señaló un especialista en chartering basado en Singapur.

Desde comienzos de agosto, las tarifas en la ruta Singapur-USWC para los buques tanqueros del tipo MR han subido en un 50% hasta los US$1,4 millones, según información de S&P Global Platts. Para el mismo período, las tarifas en la ruta Corea del Sur-USWC subieron un 36% hasta los US$1,2 millones.

Una nave fue posicionada brevemente en un itinerario para la ruta Corea del Sur-USWC en US$1,26 millones, con opciones para descargar en Chile en US$1.685 millones. Aunque fue un hecho eventual, es indicador de un mercado en alza.

Las tarifas para Sudamérica y la Costa Oeste de México son aún más altas y debido a las múltiples opciones de puertos de descarga, los armadores buscan bonificaciones. Dado que varias de las refinerías estadounidenses aún están cerradas o funcionan parcialmente, los consumidores buscan en satisfacer sus necesidades en otros puntos. Cerca de un millón de b/d de la capacidad de refinación permanece caída, mientras que otros 2,75 millones b/d de la capacidad están en proceso de reactivación.

Cerca de 20 buques tanque MR y más de media docena de tanqueros LR1 han sido fletados en el este de Asia para transportar combustible hasta el continente americano, señaló el ejecutivo antes citado. “Esto está comenzando a mejorar mucho las cosas”, agregó.

Según actores del mercado, se espera que esta tendencia continúe.

Además, a las consecuencias del huracán Harvey, se sumó el efecto de Irma que ya en sus primeros días de evolución provocó alguna escasez de combustibles en Florida y del Katia que obligó el cierre de Tuxpan, puerto que recibe el 42% de las importaciones totales de gasolina de México.

 

Fuente: MundoMarítimo